Bienestar Social incrementa las ayudas de emergencia social de los municipios hasta 18,4 millones

Actualizado 18/08/2009 20:16:53 CET

VALENCIA, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Bienestar Social ha incrementado hasta 18,4 millones de euros las ayudas de emergencia social que gestionan los Ayuntamientos de la Comunitat Valenciana con el fin de que puedan atender las necesidades "más urgentes" de los habitantes de sus municipios, según informó la Generalitat en un comunicado.

De esta forma, el importe de las ayudas de emergencia creció este año un 28,5% respecto al pasado 2008 en el que consignaron 13.150.000 euros para estas prestaciones dirigidas a personas y familias con mayores necesidades económicas.

Inicialmente, las ayudas gestionadas por los Ayuntamientos contaban con un presupuesto de 14,2 millones de euros y, tras el pleno extraordinario del pasado 29 de julio, la Conselleria de Bienestar Social lo ha ampliado en 4,2 millones de euros, para cubrir las crecientes necesidades manifestadas los últimos meses.

Se trata de ayudas que anualmente gestionan los servicios sociales municipales y están dirigidas a personas o núcleos familiares que se encuentran en una situación "gravemente deteriorada, de urgente necesidad o con graves problemas específicos que afecten a su autonomía personal, social y económica y que no puedan resolver con medios económicos propios".

Este tipo de ayudas de "carácter extraordinario" van destinadas a paliar "aquellas situaciones en que pueden hallarse las personas afectadas por un estado de necesidad". Así, las familias pueden hacer frente a gastos imprescindibles del uso de vivienda habitual, como luz, agua, gas, o alquiler. La cuantía puede ser de hasta 340 euros al mes.

También se destinan a gastos excepcionales en los que concurran circunstancias de grave o urgente necesidad social, y que se consideren de interés para la atención de personas y/o familias con importante problemática. En estos casos se pueden conceder hasta 3.400 euros al año. Por último, cubren también necesidades básicas familiares como alimentos, ropa, o salud y se conceden hasta 340 euros mes. Este tipo de ayudas son las más solicitadas.

Durante el pasado año 2008 un total de cerca de 46.000 personas recibieron ayudas económicas de emergencia. Las prestaciones económicas individualizadas son de dos tipos, dependiendo de las circunstancias que rodean al solicitante y de la incidencia que puede tener en su proceso personal: ayudas de emergencia y ayudas para el desarrollo personal de personas mayores.

En cuanto a este tipo de prestaciones, comprenden "todas aquellas medidas que posibilitan a las personas con problemas motores o sensoriales su mantenimiento en el propio entorno social, incrementando su autonomía, potenciando sus posibilidades, favoreciendo las relaciones y la integración en la sociedad".

Pueden ser de tres tipos: ayudas para la eliminación de barreras arquitectónicas existentes en la vivienda propia o en el edificio de la persona mayor que obstaculizan su movilidad; técnicas, como la adaptación funcional del hogar y la adquisición de útiles necesarios para el desenvolvimiento en la vida ordinaria; y para la adaptación del vehículo a motor.