Blanco (EUPV) acusa a Fabra de "redondear" el "negocio entre amigos" de la F1 con la compra de Valmor

Ignacio Blanco
EUROPA PRESS
Publicado 10/05/2014 12:06:47CET

VALENCIA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El portavoz adjunto de EUPV en las Corts, Ignacio Blanco, ha acusado este sábado al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, de haber "redondeado" el "negocio entre amigos" que, a su juicio, fue la celebración del Gran Premio de Europa de Fórmula 1 en Valencia con la compra de Valmor --encargada de organizar la prueba--.

En un comunicado, señala que "cada vez está más claro que la F1 fue un negocio entre amigos, los amigos empresarios, Fernando Roig, Bancaja, que presidía José Luís Olivas, Aspar, Cotino y los amigos políticos, fundamentalmente Rita Barberá y Francisco Camps que buscaban esas fotos glamurosas con Fernando Alonso o con Bernie Ecclestone en los ferraris".

Blanco subraya, no obstante, que "ha sido Alberto Fabra quien ha redondeado el negocio para esos amigos a costa de los valencianos con la compra de Valmor", a lo que agrega que "será paradójico que acabe siendo él responsable penal de una operación fraudulenta para las arcas públicas".

Esta semana se ha conocido la decisión de la Fiscalía Provincial de Valencia de incoar diligencias para investigar la compra de Valmor tras la denuncia presentada por el PSPV ante este órgano contra los miembros del Consell que aprobaron en diciembre de 2011 esta operación.

A su vez, EUPV envió a la Fiscalía el contrato de compraventa de Valmor a la empresa pública Circuito del Motor por importe de 0,99 euros, junto a una denuncia sobre esa operación para que investigue "posibles delitos societarios y de corrupción". A su juicio, hubo "condonación" de los 14,6 millones que Valmor adeudaba a la empresa de la Generalitat que acabó comprándola por la organización de las pruebas de 2008 a 2011.

En la rueda de prensa en la que dio a conocer esas acciones y el contrato de la operación, Blanco criticó asimismo los compromisos adquiridos para "mantener indemnes" a Bancaja Participaciones S.L., Fernando Roig y World Wide Circuit Management --presidida por Jorge Martínez Aspar y con empresas de Vicente Cotino en su accionariado, apunta--, al considerar que suponen "una amnistía para los socios que conformaron esta empresa pantalla para el proyecto megalómano de Camps de la F1, que ha costado a los valencianos cerca de 300 millones de euros".

En su opinión, "la ruina de la F1 hay que imputarla a Camps" pero esta operación, cuyo coste sitúa en torno a los 55 millones --entre pérdidas por al menos 23,8 millones, un préstamo participativo en 2012 de 26,8 millones y otros 3,2 por aportaciones para organizar el evento--, es responsabilidad del Gobierno actual.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies