Blasco denuncia que desde 2006 el Gobierno central ha trasladado más de 5.000 inmigrantes irregulares a la Comunitat

Actualizado 17/07/2010 15:46:03 CET

VALENCIA, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco, ha detallado este sábado que un total de 5.346 inmigrantes irregulares han llegado a la Comunitat Valenciana en los últimos cuatro años. "La mayoría de ellos han sido remitidos por el Gobierno desde Canarias, Ceuta y Melilla para que el Gobierno Valenciano se haga cargo de ellos", ha subrayado.

Además, según Blasco, a estas personas hay que sumar los 298 inmigrantes que han llegado en patera a las costas de Alicante desde el año 2007 y de los que también se hace cargo actualmente la Generalitat.

En este sentido, el conseller ha destacado que la Comunitat "es un coladero para la inmigración irregular por culpa de la ineficacia del Gobierno de España, que sigue sin atajar este gravísimo problema". Además, ha insistido en "la necesidad de solventar las deficiencias en la vigilancia costera, porque el Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) no ofrece ninguna garantía de seguridad para la vida de todos los inmigrantes que viajan en las pateras".

Por el momento, la llegada de estas embarcaciones sólo ha afectado a la provincia de Alicante, pero el Gobierno no descarta que alguna de ellas pudiera llegar a algún otro punto de la costa valenciana.

Por este motivo, Blasco ha señalado que espera que el SIVE "esté ya operativo en las tres provincias de la Comunitat, y no sólo en Alicante, tal y como se comprometió con el Consell el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba".

TRASLADO DE IRREGULARES

Desde 2006, los traslados de inmigrantes irregulares a la costa valenciana ascienden a 5.048, provenientes todos ellos desde Canarias, Ceuta y Melilla. Según Rafael Blasco, "la Generalitat siempre ha cumplido con creces la parte que le corresponde en este ámbito, atendiendo debidamente a todos los inmigrantes".

En la actualidad, la Generalitat financia el 70 por ciento de las 672 plazas de acogida para inmigrantes irregulares que existen en la Comunitat. Sin embargo, "el Gobierno central ha recortado el Fondo de Acogida e Inmigración en un 65 por ciento, lo que hace peligrar las labores humanitarias para estas personas que se encuentran en una situación de absoluta vulnerabilidad", ha explicado el conseller.

Para Blasco, "la situación es cada vez más compleja y el Gobierno, en lugar de adoptar medidas, recorta la financiación y delega toda la atención a los inmigrantes irregulares en las Comunidades Autónomas y en los ayuntamientos".

En lo que va de año, el Ministerio del Interior ha notificado al Consell el envío de 121 inmigrantes irregulares. "El Gobierno lo está haciendo muy mal en materia de inmigración y la obligación del Consell es denunciarlo", ha concluido Blasco.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies