Blasco revela que en Territorio hay presentados 122 PAI de 77 municipios que pretenden recalificar 6.000 hectáreas

 

Blasco revela que en Territorio hay presentados 122 PAI de 77 municipios que pretenden recalificar 6.000 hectáreas

Actualizado 01/02/2006 17:15:23 CET

Afirma que aunque se hayan presentado antes de la entrada en vigor de la LUV se les aplicarán los criterios establecidos en la nueva normativa

VALENCIA, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Territorio y Vivienda, Rafael Blasco, reveló hoy que en las comisiones territoriales de Urbanismo figuran en trámite 122 Programas de Actuación Intergrada (PAI), correspondientes a 77 municipios, que plantean la recalificación de unas 6.000 hectáreas. Al respecto, afirmó que aunque se hayan presentado antes de la entrada en vigor de la Ley Urbanística Valenciana (LUV), a todos ellos se les aplicará los criterios contemplados en la nueva normativa.

En este sentido, Rafael Blasco, que hizo estas declaraciones en el transcurso de la rueda de prensa que ofreció para explicar las principales novedades de la LUV que entra en vigor hoy, subrayó que "ninguno de estos 122 PAI podrá aprobarse si no contempla el requisito del Concierto Previo Municipal y no está recogido en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)", que deberá haber sido modificado y aprobado previamente, como exige la nueva normativa urbanística.

Por ello, resaltó que "no va a quedarse ningún instrumento de planificación urbanística fuera de los criterios de sostenibilidad que marca la LUV", y aseveró que "no va a haber ningún coladero", porque "todos deberán cumplir la exigencia del 'metro por metro' --obligatoriedad de ceder gratuitamente suelo no urbanizable protegido en caso de modificación--, que ya está vigente desde el 31 de diciembre de 2005", explicó.

Así, Blasco comentó que "hoy comienza una nueva etapa en el urbanismo valenciano", marcada por la Ley de Ordenación del Territorio y Protección del Paisaje (LOTPP) y la LUV, por las medidas "innovadoras y pioneras en España y Europa que establecen", como que "en todos los PAI reclasificatorios deberá cederse suelo protegido al tener que adaptarse los planes generales a la LUV".

Además, según recoge la LOTPP, "cualquier reclasificación de suelo fuera del PGOU requerirá primero la revisión de dicho Plan", tramitación que se inicia con la presentación ante la Conselleria de Territorio del Concierto Previo del Plan General, en el que se expresa el modelo territorial municipal que se propone, que deberá ser "acorde con la normativa supramunicipal", de este modo, deberá tramitarse "de acuerdo con lo dispuesto en la LUV".

Esto significa una "mayor transparencia, participación y control", en opinión de Blasco, quien resaltó que la nueva ley garantiza "la protección de los pequeños y medianos propietarios", algo que "no ocurría con la Ley Reguladora de la Actividad Urbanística (LRAU), de la etapa socialista", y a la cual sustituye la LUV, apostilló.

Por ello, el conseller comentó que los promotores y constructores están "muy atentos" a esta ley y sienten "cierta preocupación", dijo, porque "se ha generado un nuevo escenario". No obstante, manifestó estar "tranquilo" y afirmó que "el Gobierno popular, a pesar de haber contado con la opinión de más de 100 instituciones, no hace las leyes a medida de nadie, y no se va a hipotecar para tener la complicidad de algún sector".

Entre las principales novedades que presenta la LUV, a la que Blasco calificó como "conservacionista y preservadora del medio ambiente" y "propulsora de un urbanismo sostenible", el conseller destacó la "transparencia de los procesos administrativos", el "impulso de la vivienda protegida" y el "mayor control y seguridad jurídica" respecto a la protección del territorio.

Asimismo, el titular de Territorio afirmó que el reglamento que desarrollará la aplicación de la nueva normativa estará en vigor "en dos o tres meses", a fin de que "no haya posibles errores de interpretación" de la norma, explicó.

Por otro lado, Rafael Blasco negó que en la Comunidad se esté registrando en los últimos años un crecimiento "desmesurado" de la actividad urbanizadora, y comentó que quien apunta a "un crecimiento desaforado del urbanismo valenciano, habla en boca de ganso".

En este sentido, señaló que con las diferentes actuaciones presentadas en los últimos dos años, se han urbanizado un total de 2.000 hectáreas, frente a las 40.000 que se han protegido en ese mismo período. Esto significa, apuntó, que el ritmo de creciemiento urbanístico se ha multiplicado por 1,5 mientras que el territorio protegido se ha multiplicado por 3, con lo que el suelo no urbanizable ya representa el 49 por ciento del total, aseguró.

Por todo ello, Blasco aseveró que son "totalmente falsas" las afirmaciones realizadas desde "algunas instancias", sobre un urbanismo "intensivo, acelerado y que sigue criterios irracionales", ya que, en su opinión, en la Comunidad se desarrolla un crecimiento "razonable", como demuestra "el ritmo anual de urbanización, que sólo representa el 0,086 de la ocupación total del suelo", apuntó.

Así, explicó que el 50 por ciento de los PAI que se presentan en las comisiones territoriales de Urbanismo son devueltos a los ayuntamientos para que subsanen los errores de la presentación y se ajusten a los requisitos que exige la normativa vigente.

Asimismo, el conseller criticó a los que apuntan al "potencial peligro que la actividad urbanizadora supondría para el déficit hídrico" de la Comunidad, ya que, dijo, en el supuesto de que se llegasen a construir 100.000 viviendas anuales --algo que estimó sería un objetivo "factible"-- esta cifra supondría un incremento de la demanda de agua de "sólo cuatro hectómetros cúbicos al año, que estarían resueltos con la cantidad que el Ebro vierte al mar en tan sólo cinco horas", apostilló.

Preguntado sobre las críticas realizadas últimamente sobre la gestión urbanística en la Comunidad, Blasco comentó que "eso les suele pasar siempre a los mejores". Así, explicó que la Comunidad destaca actualmente en "muchos aspectos" y que "es lógico que despierte ciertas discrepancias o manifestaciones que quieran eclipsar los logros tan espectaculares que estamos alcanzando en los últimos años".

"INCUMPLIMIENTOS" DEL GOBIERNO CENTRAL

Finalmente, Blasco denunció el "incumplimiento" por parte del Gobierno Central de los plazos, que expiraban el 31 de enero, para trasponer la Directiva 2004/18/CE sobre procedimientos de adjudicación de los contratos públicos de obras, de suministros y servicios.

En este sentido, afirmó que el Gobierno Central "debería haber modificado la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas y la Ley sobre Régimen de Suelo y Valoraciones". Al respecto, aseguró que "en los próximos días, la UE acabará denunciando al Gobierno que preside José Luis Rodríguez Zapatero por incumplimiento de una normativa europea que es vinculante".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies