Bombas Gens reflexiona sobre espacio y sociedad con un recorrido por la fotografía del XX y la España de los 60

Visitantes en la exposición 'Hacia la luz' de Joel Meyerowitz en Bombas Gens
BOMBAS GENS
Publicado 14/03/2018 18:25:21CET

El centro de arte inaugura también un jardín persa, en el que se integra una escultura inspirada en el Turia, y una recuperada bodega medieval

VALÈNCIA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Bombas Gens Centre d'Art ha presentado este miércoles dos exposiciones que, desde distintas perspectivas, reflexionan sobre el modo en el que habitamos los espacios de la contemporaneidad a través de un recorrido por la fotografía del siglo XX, en el primer caso, y a cerca de un país en transformación, la España de los años 60.

Así lo han anunciado este miércoles la directora de Bombas Gens, Nuria Enguita; la directora de la Fundació Per Amor a l'Art, Susana Lloret y el director del área de Arte, Vicent Todolí, junto a los artistas, en una rueda de prensa que ha seguido a un recorrido por las muestras y por los dos espacios que se inauguran en paralelo a las exposiciones, el nuevo jardín del centro de arte y la bodega restaurada de una alquería de finales de entre finales del siglo XV y principios del XVI.

La primera de las muestras que se abren al público este miércoles es 'El Pulso del Cuerpo. Usos y representaciones del espacio', que incluye obra de Bernd and Hilla Becher, Helen Levitt, Cartier-Bresson, Robert Frank, David Goldblatt, Luigi Ghirri, Victoria Civera, Elger Esser, Xavier Ribas, Francesca Woodman o Matt Mullican, entre otros.

Se trata de una reflexión, a partir de la obra de diversos artistas, sobre el modo en que habitamos los espacios de la contemporaneidad. Cómo nos relacionamos, ocupamos y usamos la calle y los espacios de ocio, trabajo o consumo. "Muchos de los más importantes fotógrafos del siglo XX muestran la relación de lo colectivo. Un cuerpo social modelado por su contexto", ha explicado Nuria Enguita.

Entre los "cuerpos sociales" registrados en los negativos de algunos de los fotógrafos más ilustres del siglo pasado se puede contemplar la València de los años 30, las calles neoyorquinas de los 40, los efectos del apartheid o las revueltas en Japón contra los tratados de seguridad américo-japoneses.

La segunda muestra presentada, 'Hacia la luz', incluye cerca de un centenar de instantáneas del gran fotógrafo documental y pionero en el uso del color Joel Meyerowitz (Nueva York, 1938), que fueron realizadas durante su estancia en España en los años 60. "Un corpus inédito que refleja un país en transformación", ha destacado la directora del centro.

Meyerowitz ha señalado que en su estancia en Málaga entre 1966 y 1967, tras cruzar el charco, logró un "análisis de un cuerpo social" mediante "una forma de hacer que 'complejiza' la escena". En su visita a esta ciudad andaluza, el fotógrafo estadounidense convivió con una familia gitana flamenca que "estaba tan distanciada de la cultura española tradicional como un negro en el sur de EE.UU.", ha sostenido.

Pero además de sumergirse en una sociedad que todavía vivía bajo una dictadura, con "sus implicaciones políticas y sociales", este viaje supuso para el artista una "situación de caída libre", en la que observó el mundo que le rodeaba y descubrió su propia identidad, la de un joven veinteañero que todavía la estaba buscando.

Con todo, esta muestra recoge "una selección muy concentrada de temas de estado, política, gente, calle y periferia social en un entorno gitano flamenco". "Trocitos de la vida de España en mi cuerpo y mi mente", ha sintetizado Meyerowitz.

JARDÍN PERSA Y LA VALÈNCIA MEDIEVAL

Susana Lloret, directora de Per Amor a l'Art, ha resaltado que, además de con estas dos nuevas exposiciones, este miércoles Bombas Gens "muda su piel" con la apertura de nuevos espacios, después de que el centro "saliera a la vida" el pasado mes de junio. "La vida que sale de la tierra", en palabras de Lloret, es el nuevo jardín del centro de arte.

Se trata de un "espacio postindustrial", dado el pasado uso de la fábrica que alberga el centro de arte, que se ha convertido en "un lugar en el que parar y reflexionar" tras visitar las exposiciones que la preceden espacialmente. Este jardín modernista con "referencias a jardines persas" integra más de 100 especies, algunas exóticas y otras valencianas, y tiene en el agua su "elemento fundamental", según el creador de este espacio, el paisajista Gustavo Marina.

No en vano, Todolí, responsable de arte, ha recordado la cercanía del antiguo cauce río Turia y de una de las acequias más importantes de la ciudad, la de Rascanya.

En este espacio verde de 1.147 metros cuadrados se integra una intervención escultórica de Cristina Iglesias. 'A través' está compuesta por dos acequias, de 14 y 11 m2, que forman una curva. El interior de cada acequia se compone de varias capas de bajorrelieve de bronce fundido y patinado que, superponiéndose, conforman un interior abstracto con elementos que recuerdan raíces y fondos de ríos. Dos bancos de piedra recuperada de la propia rehabilitación del edificio acompañan las acequias.

La artista ha comentado que para la creación de esta pieza ha estudiado los cauces del río Turia y la inundación de 1957, así como trazados de regadíos. "He querido explorar en esta obra la relación con el agua que durante siglos ha tenido la zona donde se ubica Bombas Gens", ha reseñado Iglesias, quien ha apuntado que esta obra "habla de la continuidad" y juega con efectos de ilusionismo óptico y la idea del "desbordamiento", de "cómo la naturaleza siempre está ahí y aunque construyamos encima vuelve a salir".

La otra "joya" del jardín lleva soterrada en él desde entre finales del siglo XV y principios del XVI. Se trata de una bodega de 39 metros cuadrados perteneciente a una antigua alquería ya desaparecida, y que fue descubierta durante las obras de rehabilitación que convertirían la antigua fábrica Bombas Gens en el actual centro de arte.

Se trata de una alquería de época medieval que se integraba en el núcleo islámico y cristiano de Marxalenes y que perteneció a una familia adinerada, según ha explicado Paloma Berrocal, directora de Intervención Arqueológica de Bombas Gens.

La puesta en valor de este elemento patrimonial cuenta con el proyecto de construcción de una sala diseñada por el arquitecto Ramón Esteve para proteger los restos arqueológicos y exponer un conjunto de piezas cerámicas y azulejos recuperados durante la excavación arqueológica.

RUTA POR ALQUERÍAS EN COLABORACIÓN CON EL AYUNTAMIENTO

Asimismo, Susana Lloret ha anunciado durante la rueda de prensa que, a través de un acuerdo con el Ayuntamiento de València, el consistorio cede a Bombas Gens otras dos alquerías restauradas que se encuentran a escasos 500 metros, que formaban parte del mismo núcleo de Marxalenes, y que, a través de un itinerario guiado, mostrará a los visitantes "lo que era la Edad Media en València".

La directora de la fundación artística ha indicado también que, tanto la bodega como la obra escultórica de Cristina Iglesias, serán accesibles al público, mediante visita guiada gratuita.