Burjassot intensifica el control en la obligatoriedad de recoger los excrementos caninos de la vía pública

 

Burjassot intensifica el control en la obligatoriedad de recoger los excrementos caninos de la vía pública

Un perro defecando
EP
Actualizado 15/11/2010 18:13:39 CET

VALENCIA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Burjassot (Valencia) ha intensificado las labores de control sobre los ciudadanos y ciudadanas que no respetan las normas de recogida de excrementos caninos en la vía pública. Así, en los últimos meses, a través de diferentes agentes que realizan su turno vestidos de paisano para que su cometido resulte más efectivo, vela por que se cumpla la obligatoriedad de la recogida de los excrementos de perro en por parte de los propietarios, han señalado fuentes municipales en un comunicado.

El aumento de este control policial sobre los dueños que no cumplen las normas de salubridad pública en materia de tenencia de animales y dejan que sus perros hagan sus deposiciones en la vía pública ha hecho que el volumen de sanciones en este sentido haya aumentado en los últimos meses.

Así, el importe de la recaudación procedente de dichas sanciones, se va a destinar, íntegramente, a aumentar las labores de limpieza de la vía pública así como al desarrollo de campañas de concienciación ciudadana sobre la necesidad de cumplir las normas sobre tenencia de animales y protección de la vía pública, han subrayado las mismas fuentes.

La ordenanza municipal sobre tenencia de animales recoge en el Capítulo VII, artículo 32, las normas sobre la repercusión en la limpieza respecto a la tenencia de animales en la vía pública.

En el documento se contempla que las personas que conduzcan perros u otra clase de animales por la vía pública, están obligadas a impedir que aquellos hagan sus deposiciones en las partes de la vía pública destinadas al paso, estancia o juegos.

Mientras estén en la vía pública, los animales deberán hacer sus deposiciones en los lugares habilitados o expresamente autorizados por el Ayuntamiento para este fin. En caso de inevitable deposición de un animal en la vía, el conductor del animal está siempre obligado a recoger y retirar los excrementos, incluso debiendo limpiar la parte de la vía pública que hubiera sido afectada, han detallado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies