Uno de cada cinco hogares valencianos sigue bajo el umbral de la pobreza

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Uno de cada cinco hogares valencianos sigue bajo el umbral de la pobreza

Niño triste y pobre
THINKSTOCK
Publicado 03/10/2016 12:07:10CET

   VALENCIA, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Uno de cada cinco hogares de la Comunitat Valenciana sigue bajo el umbral de la pobreza aunque la renta media ha frenado su caída por primera vez desde el inicio de la crisis, como recoge la tercera edición del Informe anual de coyuntura 'Análisis y perspectivas Comunitat Valenciana 2016' elaborado por el Observatorio de Investigación sobre Pobreza y Exclusión en la Comunitat Valenciana.

   El coordinador del Observatorio, Enrique Lluch, director del Departamento de Economía y Empresa de la Universidad CEU Cardenal Herrera (CEU-UCH), ha comentado que en esta edición se observa que algunas cifras macroeconómicas, como la renta media, mejoran por primera vez desde el inicio de la crisis, pero ha resaltado, como indica el informe, que "los sectores más desfavorecidos no parecen estar aprovechándose de esta mejora".

   Lluch ha indicado, en un comunicado, que esto es así "porque se incrementan las desigualdades en la distribución de esta renta y se mantienen la intensidad e incidencia de la pobreza". En el observatorio colaboran la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, las Cáritas diocesanas de la Comunitat Valenciana y la Fundación Foessa.

   El apartado de análisis sobre la situación de las personas más desfavorecidas en el ámbito de esta autonomía ha sido elaborado por Enrique Lluch, junto al también profesor del Departamento de Economía y Empresa de la CEU-UCH Eduardo Esteve y el profesor de Economía Aplicada de la Universitat de València, Miguel Torrejón.

   "Nuestro objetivo es analizar los datos desde el enfoque de la privación, según el cual la sociedad mejora en la medida en que mejoran quienes peor están", han expuesto estos profesionales. Los responsables del Observatorio. En primer lugar se ha analizado la renta media de que disponen los hogares, teniendo en cuenta su tamaño y composición --"renta por unidad de consumo"--, que frena por primera vez su caída desde 2007, pero con una pérdida acumulada hasta 2014 del 8 por ciento nominal y del 18,5 por ciento real.

   El colectivo más desfavorecido en materia de renta es el de los jóvenes, entre los que la caída acumulada de renta ha sido del 30 por ciento en términos reales, pasando de los 17.200 a los 12.000 euros. "Aunque 2014 parece ser el punto de inflexión, éste es el primer año de la serie en el que su renta se recupera ligeramente", ha apuntado Enrique Lluch. En contraposición, están "los mayores de 65 años, cuyas rentas no están sujetas a la dinámica del mercado" y para los cuales "el aumento en 2014 fue del 5 por ciento".

POBREZA Y PRIVACIÓN, ESTABLES

   El trabajo realizado apunta que "pese al freno en la caída de la renta media en 2014 y 2015, la incidencia de la pobreza, que incluye a aquellos hogares cuya renta por unidad de consumo está por debajo del 60 por ciento de la media --umbral de pobreza--, se ha mantenido entre 2007 y 2014 en torno al 20 por ciento.

   "Por tanto, en la Comunitat Valenciana siguen respondiendo a la definición de pobreza una de cada cinco personas", han insistido los autores del informe. La intensidad de la pobreza, que indica el grado en que los pobres lo son, se ha incrementado ligeramente, desde menos del 7 por ciento hasta algo más del 8 por ciento.

   El informe apunta que "de nuevo, la diferencia de género aparece como relevante también en las cifras sobre pobreza". A este respecto, Lluch ha afirmado que "en los hogares valencianos sustentados por mujeres la tasa de pobreza es casi 9 puntos porcentuales más elevada y la intensidad de la pobreza dobla a la de los hombres, de un 12,8 frente a un 5,6".

   Igualmente, ha manifestado que la recuperación de la renta media tampoco tiene todavía su reflejo en el grado de privación de los hogares valencianos, determinada por la incapacidad para afrontar gastos imprevistos. "El porcentaje de privación se ha mantenido por encima del 40 por ciento desde 2010 y todavía no se observa una tendencia decreciente en los últimos años de recuperación de la crisis y de la renta media", ha comentado.

"LAS DESIGUALDADES EMPEORAN"

   El Informe del Observatorio de Investigación sobre Pobreza y Exclusión de la Comunitat Valenciana refleja además que las desigualdades entre los que más y menos tienen se han agudizado entre 2007 y 2014. Así, expone que el 25 por ciento de los hogares con menos ingresos solo controlan el 10 por ciento de ellos, mientras que el 25 por ciento de los que más tienen, controlan el 45 por ciento, es decir, un 350 por ciento más. "Las desigualdades empeoran en los extremos", ha subrayado Enrique Lluch,

   En materia de empleo, el Informe se centra en los trabajadores más desfavorecidos, los que perciben sueldos inferiores o iguales al salario mínimo, al no tener jornada a tiempo completo. "En general, la caída de las retribuciones ha afectado más intensamente a los colectivos más débiles, con peores salarios de partida", apunta el profesor Lluch. En el caso de los salarios, "son en 2014 un 3,2% inferiores a los de 2011, mientras que en la media de España este descenso es solo del 0,2%". Además, en este último año, el salario medio de las mujeres ha caído por encima del de los hombres: un 2,3% frente al 0,7%.

   En cuanto a la protección social, el informe destaca que llega a menos valencianos, con menos intensidad que en otras comunidades autónomas y está por debajo de la media nacional. En la Comunidad Valenciana, los beneficiarios de las rentas mínimas son el 3 por mil de la población, cuando la media nacional es del 5,7 por mil.

   Con respecto a las prestaciones por dependencia, también la Comunitat se sitúa por debajo de la media nacional: "El 0,87% de la población valenciana es beneficiaria de estas ayudas que conceden las comunidades autónomas, frente al 1,71% de la población estatal, aunque hay que tener en cuenta como una de las principales causas el bajo número relativo de solicitudes, que solo constituyen el 6,6% de todas las presentadas en España", destaca Lluch.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies