CaixaBank destaca "beneficios récord" en 2017 y defiende el traslado a València como "la mejor decisión"

CAIXABANK
CAIXABANK - Archivo
Actualizado 06/04/2018 14:22:24 CET

VALÈNCIA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, ha destacado este viernes la "fortaleza comercial" de la entidad, que ha obtenido en 2017 un beneficio de 1.684 millones de euros, lo que supone un incremento del 61%, la "cifra más alta de su historia". Resultados "especialmente meritorios en un año particularmente difícil por la tensiones políticas en Cataluña", ha admitido, y que demuestran que el traslado de su sede social a València "era la mejor decisión" para proteger a clientes y empleados.

   Así lo ha manifestado en la Junta General Ordinaria de Accionistas de CaixaBank que se celebra en el Palacio de Congresos de València, la primera en esta ciudad tras el traslado de su sede social desde Barcelona por la incertidumbre política tras el 1-O, y del que hoy se cumplen seis meses.

   Según Gual, el Consejo de Adminstración de Caixabank "reaccionó ante el reto y decidió por unanimidad trasladar su sede social para eliminar dudas" sobre la entidad, una decisión que se ha demostrado que era "la mejor" para proteger los intereses de la entidad, de sus clientes y de  los empleados.

   Durante su intervención, el presidente de Caixabak --que ha querido hacer un guiño a la ciudad diciendo que iba a pronunciar parte de su discurso "en valenciano"-- ha señalado que 2017 "no ha estado exento de grandes retos" que la entidad ha sido "capaz de superar" volviendo a ampliar su liderazgo en banca minorista.

   "Esta fortaleza comercial, combinada con indudable solvencia financiera nos ha permitido mejorar rentabilidad, con beneficios récord en 2017 y se ha traducido en un buen comportamiento de cotización, de modo que el retorno total de la acción de Caixabank supera con creces los índices de referencia", ha resaltado.

   En su discurso, Gual ha repasado el entorno macroeconómico y las perspectivas para 2018. "La economía mundial creció un 3,7% y las perspectivas para 2018 también son positivas, con una previsión de crecimiento del PIB mundial cercano al 4%".

  "Este contexto se ha beneficiado sin duda  de un sistema bancario cada vez más reforzado y con capacidad de crédito", no obstante, "las entidades deben continuar centrándose en la contención de costes y en la reducción de los activos improductivos, todavía en niveles altos a pesar del esfuerzo de los últimos años", ha apuntado.

OBJETIVO 2018: RENTABILIDAD ENTRE EL 9 Y 11%    Para el presidente de Caixabank, la trayectoria de la entidad es "una historia de éxito que se proyecta al futuro" y ha mostrado así su "satisfacción" por los por los progresos conseguidos gracias al Plan Estratégico 2015-2018, que afronta con "optimismo" lo que le queda de año con tres objetivos clave: anticiparse a las nuevas tendencias de digitalización -ya cuentan con el 55% de clientes digitales--, situar la rentabilidad entre el 9% y el 11% y continuar diversificando el negocio hacia los segmentos  más rentables.

   El presidente de Caixabank ha resaltado también el "buen comportamiento" de la acción en 2017, con un retorno del 28%, dividendos incluidos: 17 puntos por encima del IBEX y 13 puntos superior al índice principal de la banca europea. Con la distribución del dividendo complementario en efectivo de 0,08 euros brutos por acción, que se abonará el 13 de abril, el importe total de remuneración al accionista habrá sido de  0,15 euros  brutos por  acción, lo que representa un aumento del 15,38% respecto al ejercicio 2016, que fue de 0,13 euros.

   De esta manera, CaixaBank abonará a sus accionistas 897 millones de euros en efectivo, lo  que equivale al 55% del beneficio consolidado.

En cuanto a las cuotas de mercado de productos retail, ha destacado que tienen una cuota de nóminas del 26,3%, en productos de ahorro y de medio plazo del 20,5%, del 14,9% en crédito a empresas, y alcanzan una penetración del 26,7% como entidad principal de clientes particulares en España.

PLAN ESTRATÉGICO 2019-2021

   Además, Gual ha avanzado que están preparando un nuevo Plan Estratégico 2019-2021 que se presentará a finales de noviembre, un "ejercicio de ambición, de voluntad de continuar siendo referente de crecimiento en la banca europea", ha apuntado.

   En todo caso, "una cosa que no cambiará es nuestro compromiso con un modelo de banca socialmente responsable, como banco de referencia mundial en responsabilidad corporativa y ambición de serlo todavía más en el futuro y cumplir con los criterios éticos más exigentes". "Eso implica asegurar interacción íntegra y transparente en todas las personas que confían en nosotros" con una "vocación de servicio en la que nuestra obsesión son los clientes y la sociedad, saber detectar sus necesidades cambiantes, innovar y ofrecer mejores condiciones", ha sentenciado.

   En la misma línea, el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, ha  asegurado que ha sido un año "de profundo cambio" pero "bueno para la entidad" y ha apuntado que para este 2018 las prioridades pasan por "seguir aumentando el negocio, mantener su fortaleza, dar un paso adelante en digitalización, seguir creando valor en BPI y reforzar su compromiso como banca social y responsable".

   Sus perspectivas a medio plazo, ha continuado, seguir desarrollando sus "fortalezas": tiene cuotas de las mayores cuotas de mercado del país, oferta integral de productos y servicios, su liderazgo tecnológico y su equipo humano. "En un entorno económico que se está volviendo más favorable esto está ayudando a "curar las heridas de la durísima crisis,". "Nos queda recorrido pero avanzamos en la dirección correcta", ha valorado.