Cajamar ofrece tres pisos en la Comunitat para acoger durante cinco años a refugiados

Comisión  Mixta de Atención a Refugiados
GVA
Actualizado 23/11/2015 14:22:48 CET

   VALENCIA, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha anunciado que Cajamar Caja Rural ha ofrecido tres pisos para acoger durante cinco años a los refugiados que pudieran llegar a la Comunitat Valenciana. Esto "demuestra la implicación que la sociedad valenciana y en este caso, una entidad bancaria, tiene con la acogida de personas que están en una situación de vulnerabilidad o en un desplazamiento forzoso".

   Oltra ha informado sobre este ofrecimiento este lunes tras la puesta en marcha de la Comisión Mixta de Atención y Acogida a Personas Refugiadas y Desplazadas, formada por su departamento, la participación de distintas áreas de del Consell de Igualdad, Sanidad, Educación, Transparencia y Economía Sostenible, la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, las tres Diputaciones provinciales, la Universitat de València (UV) y las entidades Accem, Cepaim, Cruz Roja, CEAR, Cáritas y Acnur.

   La consellera de Igualdad ha explicado que en esta comisión se ha hecho un balance de las actuaciones que el Consell ha llevado a cabo en respuesta a la crisis de refugiados y ha recalcado que la administración y estas entidades tienen que trabajar conjuntamente porque "las personas refugiadas tienen diversas necesidades" como educación; multilingüismo, para "la atención cuando hay barreras lingüísticas"; sanidad; inclusión social o el Instituto de la Mujer porque "también se debe trabajar la igualdad entre hombres y mujeres con las personas que vengan".

   Oltra ha destacado que ésta es "una gran alianza entre Gobierno valenciano, municipios y entidades que trabajan con las personas refugiadas para dar una atención integral y que puedan llegar". Para ello, han conversado sobre los recursos de los que dispone la Comunitat y sobre la iniciativa planteada por el Consell de "abrir un corredor humanitario por el Mediterráneo y traer a través del barco de Baleària a 1.100 personas haciendo los viajes que haya que hacer".

   Además, se va a trabajar ya con refugiados que a fecha de hoy están en la Comunitat, sobre todo de Ucrania, y "de los que puedan llegar que van huyendo de la guerra y de las bombas de Siria".

   Sobre la cesión de pisos de acogida de Cajamar, ha comentado que "demuestra la implicación que la sociedad valenciana y, en este caso, una entidad bancaria, tiene con el acogimiento de personas que están en una situación de vulnerabilidad o en un desplazamiento forzoso". A su juicio, estas noticias "son buenas porque animan a ser una sociedad amable de acogida y, sobre todo, ponen en valor aquellas empresas que tienen responsabilidad social".

"FALTA DE VOLUNTAD DEL GOBIERNO"

   La portavoz del Consell ha reiterado que, pese a tener todo preparado, los refugiados no llegan por "la falta de voluntad del Gobierno de España". Así, ha insistido en que la reunión que mantuvo el pasado 17 de noviembre en Madrid con la secretaria general de Inmigración y Emigración, María del Corral, para tratar sobre la llegada de refugiados a España, fue "muy insatisfactoria" y "muy decepcionante" porque el Gobierno "no tiene voluntad de acogida de estas personas que huyen de la guerra".

   Oltra ha defendido que el Gobierno valenciano tiene "todo preparado": la red de albergues, la de ciudades acogedoras, las personas que han ofrecido sus viviendas o las entidades bancarias que también ofrecen las suyas. Sin embargo, ha criticado que el Gobierno de España "se niega a autorizar un convenio" que el Consell ha preparado con su homólogo griego, la Administración Descentralizada del Egeo, para trasladar a los refugiados que "en este momento se agolpan en las islas de Cos y Lesbos". "Lo único que falta es que el Gobierno de España diga sí y dice no, éste es el problema", ha añadido.

   La portavoz del Consell ha asegurado que "si vamos a traerlos de doce en doce, podemos tardar casi 100 años en sacar a las personas de la situación de miseria en la que están", en alusión a los que España ha acogido hasta el momento.

   Asimismo, ha señalado que el Gobierno central argumenta que existen "problemas burocráticos" ya que aseguran que los refugiados que se encuentran en las islas griegas "no están identificados" pero ha defendido que la Administración Descentralizada del Egeo "está identificando a la gente con normalidad todos los días, con funcionarios trabajando".

   Por esta razón, considera que "la excusa que ha puesto el Gobierno de España no es más que eso, una excusa", cuando "en realidad lo que no hay es voluntad política para sacar a las personas refugiadas del lugar en el que están".

   La vicepresidenta ha señalado que España tiene "la obligación legal internacional de acoger a personas que huyen de la guerra, porque hemos firmado la Convención de Ginebra". Además, ha explicado que la Asociación Hispano-Siria se ofreció a hacer la tarea de identificación pero existe el "problema" de que "para desplazarlos internamente por la UE, es necesario que vengan identificados de Grecia", aunque "otra cosa es que aquí se haga un 'doble check'".

"SE AMONTONAN PERSONAS VIVAS Y MUERTAS"

   Ante la pregunta de los periodistas sobre si esta situación se podrá solucionar antes de las elecciones generales, Oltra ha dicho que "el problema no es de elecciones sino de estación", porque "llega el invierno y en el Mediterráneo hace frío y en las islas más frío aún" y los refugiados "allí están en la calle porque no hay edificios suficientes para albergarlos y se están amontonando las personas vivas y las muertas" porque "cada día llegan vivos y cadáveres a las costas de las islas griegas".

   "El invierno ya está aquí y tenemos la obligación, no sólo moral sino legal, de sacar a las personas refugiadas de allí y de darles acogida en la Unión Europea" ya que "es una cuestión de humanidad y de legalidad internacional", ha apostillado.

   Por otro lado, preguntada por si los últimos actos terroristas ocurridos en París pueden complicar la situación, ha afirmado que "podría ser otra excusa pero el problema es que esta situación lleva alargándose meses" y "la guerra en Siria explotó hace cinco años".

   "El problema de las personas refugiadas que huyen de zonas como Siria, Afganistán o Irak, es que todos los días hay atentados como el de París y mueren de 100 en 100 o de 200 en 200" y "huyen de un terror que igual que nos aterroriza a nosotros les aterroriza a ellos", ha argumentado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies