El candidato de Los Verdes, Monserrate Guillén, alcalde de Orihuela con el apoyo del PSPV y CLR-CLARO

Actualizado 11/06/2011 18:23:25 CET

La exalcaldesa 'popular' Mónica Lorente lamenta que el pacto sólo busca expulsar al PP y dice que se "vulnera la voluntad del pueblo"

ORIHUELA (ALICANTE), 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El candidato de Los Verdes, Monserrate Guillén, ha sido elegido este sábado alcalde de Orihuela con los votos de los 3 concejales de su partido, el apoyo de los 6 ediles socialistas y los 4 del partido Centro Liberal Renovador (CLR-CLARO), que han retirado sus propias candidaturas. Los doce ediles del PP, por su parte, han votado a su candidata, Mónica Lorente.

Guillén, que será el encargado de encabezar el primer Gobierno local que no es del PP en los últimos 25 años, ha sido junto a la candidata del PP, Mónica Lorente, el único que ha levantado la mano para postularse como alcaldable en la votación que se ha celebrado en el salón de plenos del Ayuntamiento ante un centenar de personas.

Ahora está por ver qué partidos estarán implicados en las labores de mando, ya que sólo el PSPV y Los Verdes han suscrito el acuerdo de gobernabilidad alternativo al PP, que hoy gozaba de mayoría simple en el salón de plenos.

Este acuerdo de gobernabilidad reconoce que el reparto de concejalías se hará en virtud del cociente de representatividad de cada formación según los resultados obtenidos en las elecciones del pasado 22 de mayo.

De este modo, mañana se celebrará una reunión para iniciar los trabajos de constitución del nuevo equipo de gobierno, del que se desconoce su composición.

La elección del alcalde de Orihuela se ha iniciado a las 12.00 horas con la formación de la Mesa de Edad, compuesta por la concejala socialista Carolina Gracia, por ser la más joven, y el edil de CLR-Claro Bob Huliston, que es el más longevo.

Huliston ha llamado uno a uno a los concejales electos para que jurasen su cargo. Así, los primeros en subir al estrado han sido los ediles del PP, encabezados por Lorente. Posteriormente, ha sido el turno de los ediles socialistas los que han prometido lealtad al Rey, a la Constitución y al Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana. Por último, los tres concejales de Los Verdes han jurado el cargo.

Una vez repartidos los fajines y las medallas que los hacen miembros de la Corporación municipal durante los próximos cuatro años, ha comenzado la votación para elegir alcalde.

Primero, han levantado la mano los cabeza de lista que optaban al cargo. Guillén y Lorente han sido los únicos que se han postulado para ser la máxima autoridad municipal ante la sorpresa de todos, ya que la candidata socialista Antonia Moreno era la líder de la segunda lista más votada y, por tanto, la que tenía más puntos para conformar un gobierno alternativo al PP.

Así las cosas, los trece concejales de los grupos que hasta ahora han estado en la oposición han votado a favor de Guillén y los doce del PP, a favor de Lorente. Al obtener la mayoría absoluta de los votos, el candidato ecologista se ha hecho con la Alcaldía de Orihuela, que ha estado en manos del PP durante los últimos 25 años.

EMPLEO Y TRANSPARENCIA

Una vez Guillén ha ocupado la presidencia del pleno, se ha dado paso a las intervenciones de los cabeza de lista. El primero en intervenir ha sido el concejal de Los Verdes Manuel Culiáñez, quien ha señalado que la creación de empleo será la prioridad de su grupo a lo largo de el próximo mandato.

Culiáñez ha apostado por la transparencia en la gestión del dinero de los oriolanos y por dotar de mayores y mejores servicios a las partidas rurales de Orihuela.

Asimismo, ha señalado que "la accesibilidad es la asignatura pendiente" en las pedanías, al tiempo que ha indiciado que la elección de Guillén es un "momento histórico" para la ciudad y que significará una Orihuela mejor.

A continuación, el candidato de CLR-Claro, Pedro Mancebo, ha subrayado que su partido está formado por "personas libres y decididas" y ha deseado que la nueva etapa sea " de tolerancia en vez de intransigencia".

CONTARÁ CON EL PP

Por su parte, la socialista Antonia Moreno ha manifestado que los concejales que han votado a favor de Guillén "son distintos, pero que serán capaces de hallar un punto en común". Además, ha pedido que la transición "se haga con ejemplo" y ha adelantado que el futuro gobierno contará con el PP para gobernar, ya que incluirá a este partido en los órganos colegiados de gobierno.

"Va a ser una legislatura apasionante en la que la lealtad va a ser fundamental", ha añadido Moreno al detallar que entre los asuntos pendientes que el equipo de gobierno deberá resolver está el AVE, el centro de salud del Rabaloche, la construcción de colegios y el desarrollo de la actividad económica.

"VULNERA LA VOLUNTAD DEL PUEBLO"

Por último, Lorente ha tomado la palabra para recordar que su partido fue la fuerza más votada en las elecciones del 22 de mayo y opinar que la unión del PSOE, Los Verdes y CLR-Claro se debe a la única pretensión de expulsar al PP del gobierno municipal. "Desde el PP seguiremos ocupándonos de las personas" ha dicho la exalcadesa, al tiempo que ha reconocido que su gobierno obvió a la formación CLARO.

En este sentido, ha manifestado la voluntad de su partido de participar en los proyectos de gobierno de CLR. "Orihuela no quiere un gobierno de izquierdas", ha añadido. Así, Lorente ha indicado que trabajará por Orihuela para consolidarse como "la opción de futuro", puesto que la alianza entre los partidos que hasta ahora han estado en la oposición "vulnera la voluntad del pueblo de Orihuela".