El cardenal Cañizares pide a Europa una respuesta unitaria y "sensibilidad especial" con los refugiados

Cardenal Cañizares
UCV - Archivo
Publicado 20/06/2018 16:07:18CET

"Pensemos en el dinero que han pagado los padres de los niños que han viajado en el Aquarius y en la complicidad criminal que lo tolera"

VALÈNCIA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha defendido este miércoles que "Europa debe dar una respuesta unitaria ante la inmigración, que es un hecho y un derecho", así como "mostrar sensibilidad especial" con la crisis humanitaria en el Mediterráneo, con motivo del Día Mundial del Refugiado.

Como ejemplo, ha recordado la acogida de los 629 migrantes del 'Aquarius' tras su llegada el domingo al puerto de València: "Pensemos en las fuertes sumas de dinero que han tenido que pagar los padres de los niños que han viajado solos en el 'Aquarius' y en la complicidad culpable y criminal que lo permite, tolera, o hace la vista gorda", informa el Arzobispado en un comunicado.

A su juicio, "la magnitud y gravedad del Aquarius nos está haciendo tal vez olvidar el drama de esos otros miles que nos llegan por pateras u otros medios a las costas españolas, especialmente las andaluzas, y también a las italianas". "No los podemos olvidar, ni cerrar nuestros ojos ante el drama del África subsahariana, o del África en general, ni ante los macabros negocios de las mafias, a las que hay que perseguir y eliminar, por su corrupción más terrible: el enriquecimiento por la trata de vidas humanas", ha enfatizado.

Para conseguirlo, Cañizares ha remarcado que "hay que reconocer que no estamos preparados: no tenemos la suficiente fe ni somos capaces de mayor caridad, heroica caridad, ni de mayor misericordia. Nos coge sin saber qué hacer y cómo hacer, pero hay que hacer algo".

Ha aludido además a "las grandes riquezas que gobiernos y mandatarios desaprensivos de África están acumulando de la opresión y subdesarrollo a que están sometiendo a sus pueblos". Y ha lamentado que "nunca ha ocurrido nada semejante, ni en la época de la esclavitud de los pueblos africanos y el traslado y venta como esclavos de los siglos XVII al XIX, sobre todo a América".

Para frenar esta situación, ha llamado a que las legislaciones de los países europeos sean "generosas, equilibradas y equitativas, promotoras de la justicia y la paz, y atentas a la solidaridad real y efectiva". "La emigración es un derecho que no se puede negar", ha subrayado el purpurado, para quien "hay que reaccionar ante este hecho y este derecho".

"OCCIDENTE SIGUE MIRANDO A OTRA PARTE"

De esta forma, "los países receptores habrán de cumplir con el deber de ordenar la inmigración para evitar conflictos". Pero ha lamentado que, en lugar de ello, "Occidente sigue sin tomar las medidas urgentes y adecuadas, mirando a otra parte", lo que ve como "razón de más para actuar conjuntamente, pero actuar", ha recalcado.

Bajo este prisma, ha recordado que la Archidiócesis de Valencia ha pedido reflexión sobre cuestiones como qué se hace en los países y con los países de origen, quién está dentro o detrás de estos movimientos que no son casuales o qué se espera del futuro de Europa y de los países europeos.

"Hay que colaborar con los poderes públicos, con los Estados y gobiernos que correspondan", ha defendido, pero también "habrá que actuar denunciando; pero la denuncia sola no soluciona las cosas, hay que atender a los que nos llegan sabiendo que aquí los vamos a recibir como hermanos".

En definitiva, Cañizares ha reivindicado que "nada verdaderamente humano puede dejar indiferente a la Iglesia, ni inhibirse ante la terrible desgracia de las gentes que nos llegan". "La Iglesia, como dice el papa Francisco, ha de acoger, proteger, promover e integrar a los emigrantes y refugiados", ha aseverado, en coordinación con las autoridades locales, autonómicas y nacionales.

Contador