Casa Caridad alerta: Se duplica el número de menores de 20 años que duermen en su albergue

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Casa Caridad alerta: Se duplica el número de menores de 20 años que duermen en su albergue

Personas sin hogar
CASA CARIDAD
Publicado 22/11/2016 11:16:11CET

El perfil mayoritario de las personas sin hogar continúa siendo el de hombre español de entre los 41 y los 65 años

   VALENCIA, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Casa Caridad ha advertido este martes de que el número de menores de 20 años se ha duplicado en tan solo un año y ya supone el 9 por ciento de quienes pernoctan en su albergue del Paseo de la Pechina de Valencia, según se desprende del 'IV Informe de las Personas Sin Hogar', que pone el acento en la "vulnerabilidad" de este colectivo y alerta, además, del aumento de personas solas con un estado físico y mental "muy deteriorado".

   Según ha informado la entidad en un comunicado, en el primer caso se trata de jóvenes que sufren algún trastorno en la conducta "ya desde la infancia o han pasado por procesos de consumo de drogas lo que, unido a una situación de riesgo de exclusión, les ha llevado a verse abocados a vivir en la calle o en centros de menores". Casa Caridad ha realizado el informe con motivo del Día de las Personas Sin Hogar que se celebra el próximo 27 de noviembre.

   El departamento de Trabajo Social de la Asociación alerta sobre dos colectivos que poco a poco han aumentado su presencia en las instalaciones de la entidad benéfica y cuya situación "de vulnerabilidad" preocupa a la institución: los menores de 20 años y las personas solas con patologías asociadas.

   Casa Caridad ha expresado su preocupación por que un colectivo tan joven como menores de 20 años entre en la red de personas sin hogar: "El trabajo que hacemos en estos casos es, en primer lugar, el de mediación familiar si el chico o chica lo permite, para que regresen pronto a casa. Si es imposible recuperar esa relación familiar se tramitan otros recursos con los servicios sociales, aunque lamentablemente no existen demasiados", ha señalado Gloria Cardona, trabajadora social de Casa Caridad.

   El perfil de estos jóvenes va asociado a problemáticas con las drogas o con algún trastorno de la conducta desde la infancia que, en un futuro y si no es tratado, puede evolucionar y ser peor en la edad adulta, advierten desde la Asociación. "Algunos de ellos han pasado por centros de menores hasta la mayoría de edad, no cuentan con experiencia laboral y las redes familiares las tienen rotas", señala Gloria Cardona.

   El segundo colectivo que también preocupa a Casa Caridad es el de personas solas que, en la mayoría de los casos que atiende la entidad, no tienen un buen estado de salud o sufren alguna patología mental. "La mayoría son hombres que han empeorado su estado tanto a nivel físico como cognitivo debido a la pérdida de redes sociales. No tienen empleo y en muy pocos casos cobran pensión por discapacidad", ha indicado Cardona.

   La responsable de trabajo social en el Multicentro Social de Benicalap, Cristina Sánchez, ha añadido que llevan "años" alertando de que los problemas mentales de las personas que viven o han vivido en la calle "van en aumento" y hace falta más recursos de salud mental dedicados a este colectivo".

   En la actualidad, el Multicentro, que atiende a las personas sin hogar enfermas o convalecientes de Valencia no tenían ningún sitio donde recuperarse y tras el alta hospitalaria volvían a la calle, se encuentra al 100% de su capacidad y el departamento de Trabajo Social ya ha encontrado solución al 40% de los casos. Además, aquí dispone de un albergue dedicado exclusivamente a familias. Desde que comenzó su actividad, en marzo de este año, 30 familias han pasado por sus instalaciones, la mayoría de ellas españolas.

"SIN TECHO" EN MASCULINO

   A pesar del incremento de estos dos colectivos en los albergues de Casa Caridad, el perfil mayoritario de las personas sin hogar continúa siendo el de un hombre, español, con edad comprendida entre los 41 y los 65 años. Las mujeres representan un 33% de las personas que pasan las noches en el albergue de Casa Caridad en su sede de la Pechina y un 19% las que se encuentran en estado convaleciente en Benicalap.

   Por lo que se refiere a los mayores de 65 años, desde el Departamento de Trabajo Social se señala como una de las mayores dificultades detectadas la prolongación en el tiempo de las estancias en el centro. "Durante todo el año hemos tenido gran cantidad de personas albergadas que veían demorarse su salida de nuestro albergue ante la falta de plazas en residencias de la tercera edad. Hay que señalar que, en muchos de estos casos, las condiciones tanto físicas como mentales de muchos de los usuarios no son buenas y nos hemos encontrado ante cuadros médicos de relativa gravedad", señala Gloria Cardona. En total, en lo que va de año, los albergues de Casa Caridad han registrado más de 24.000 pernoctaciones de personas sin hogar.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies