Casa Caridad duplica la atención a mayores en albergues y advierte de la "exclusión social heredada"

 

Casa Caridad duplica la atención a mayores en albergues y advierte de la "exclusión social heredada"

Un anciano en un centro de día de la ONG
CASA CARIDAD
Actualizado 22/06/2017 16:40:35 CET

Pide más respaldo de empresas y lamenta la bajada del 50% en las ayudas de la Generalitat Valenciana

VALÈNCIA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La atención de Casa Caridad Valencia a personas mayores sin recursos en albergues se multiplicó por dos durante el año pasado y alcanzó el 12% del total de actuaciones. Los niños y adolescentes representan el 20% de los atendidos en comedores sociales, por lo que la entidad ha advertido del "profundo problema de exclusión social heredada" una vez "superada" la crisis económica en España.

La Memoria Anual de 2016, presentada este jueves, recoge un aumento global del 11,5% en las atenciones a personas necesitadas hasta un total de 429.646, debido sobre todo a la nueva apertura en València del Multicentro Social de Benicalap en marzo del año pasado.

En concreto, la ONG repartió 340.033 raciones de alimento, registró 33.394 pernoctaciones de personas sin hogar y realizó 56.219 actuaciones personalizadas desde las escuelas infantiles, los programas de higiene, los talleres de búsqueda de empleo o vivienda y las actividades del centro de día.

De este balance, el presidente de la organización, Luis Miralles, ha expresado su preocupación por la cronificación de la necesidad en menores de edad --tras recibir un 15% más de solicitudes-- y jóvenes en paro, ante la posibilidad de que se conviertan en "los nuevos sin techo de València". Miralles ha pedido frenar esta tendencia de "adolescentes que alcanzan la mayoría de edad sin recursos de ningún tipo".

Asimismo, ha lamentado el aumento de mayores sin recursos que viven solos o carecen de lazos familiares, que son atendidas por la entidad hasta que consiguen plaza en residencias, y la falta de prestaciones para las personas de más de 55 años. "Existe necesidad social a diario, incluso en ámbitos donde no se suele prestar atención como la recuperación física de personas en exclusión", ha recalcado.

BAJA LA ASISTENCIA A INMIGRANTES

Casa Caridad también ha constatado durante los últimos años un aumento significativo de la atención a mujeres y una bajada de la asistencia a inmigrantes por el descenso demográfico en València y el alto retorno durante los años de crisis. Actualmente, representan un 44% y la mayoría proceden de Rumanía, Bulgaria y Marruecos.

Por sexos, el 66% de los atendidos en comedores sociales son hombres y el 34% mujeres, la mayoría entre 31 y 60 años y el 65% durante más de un año, con un tiempo de estancia medio de entre tres y seis meses. En albergues, el perfil del 'sinhogarismo' es el de un hombre español y las mujeres representan un 32%, hasta 11 puntos porcentuales menos que hace dos años.

En materia de empleo, los programas de la ONG han cerrado un total de 31 contratos desde marzo de 2016 tras facilitar 315 entrevistas de trabajo entre sus atendidos. A pesar de ello, el presidente ha subrayado la existencia de "mayores dificultades" para las personas vulnerables en el acceso al mercado laboral, así como "más rechazo social".

PIDEN EL DOBLE DE PLAZAS INFANTILES DE LAS DISPONIBLES

Y en el Multicentro Social de Benicalap --que recibe casos derivados de siete hospitales valencianos--, Casa Caridad ha conseguido mejorar la situación del 67% de las personas atendidas, "evitando que vuelvan a vivir en la calle".

La nueva escuela infantil Obra Social La Caixa de uno a tres años, en estas instalaciones de València, atiende actualmente a 60 niños. Como ejemplo de la elevada demanda de las familias, Miralles ha indicado que el año pasado la entidad recibió 224 solicitudes de plaza para cubrir 107 libres, el doble de las disponibles

"Todas estas cifras no son números, son el reflejo de las personas necesitadas que cada día traspasan nuestras puertas en busca de ayuda", ha manifestado el presidente.

250.000 € MENOS EN AYUDAS AUTONÓMICAS

Ante esta situación, la Ejecutiva de la entidad ha realizado un llamamiento a la colaboración ciudadana y empresarial, ésta última mediante la campaña 'Empresas con valor', a la que se han sumado 131 organizaciones.

Y a nivel institucional, el presidente de Casa Caridad ha lamentado la "bajada del 50%" en los fondos que recibe de la Conselleria de Igualdad: "480.000 euros en 2015 y 222.000 en 2016", mientras "se han mantenido" los que aporta anualmente el Ayuntamiento de València.

CASOS MÁS CRONIFICADOS QUE HACE DIEZ AÑOS

Los responsables de la ONG consideran que 2016 supone "el fin de un ciclo" de diez años y espera abrir uno nuevo a partir de este ejercicio con "nuevos proyectos en pensamiento" y "en la línea" de incrementar las plazas.

En este tiempo, y una vez "finalizada la crisis heredada desde 2008", Luis Miralles ha lamentado que los atendidos que siguen "cada vez están más cronificados" y "requieren más atención". "Llegan en condiciones lamentables", ha aseverado.

Como balance de la década, el presidente de Casa Caridad ha comparado el aumento de atención a españoles, de 30 en 2006 a 50 el año pasado; a mujeres de 15 a 36, y a menores, de un dos por ciento a un dos de cada diez.

Finalmente, ha lanzado un llamamiento a destinar ayudas al desempleo juvenil: "Vivimos en una sociedad del bienestar 'estresada' que ocasiona variaciones en las condiciones de los jóvenes. Se ve en programas de televisión como 'Hermano mayor'".

CRECE EL VOLUNTARIADO UN 15,3%

Por su parte, el tesorero, Javier Carpi, ha destacado el incremento del 24% respecto a 2015 en el gasto de la entidad --"el mayor salto de su historia"--, cuyo presupuesto depende en un 70% de fuentes privadas, con un total de 3.522 donaciones, y el 30% de ayudas públicas. La ONG ha aumentado su base de socios hasta 3.849 y cuenta con la colaboración de 23 empresas 'oro' que aportan más de 3.000 euros.

Casa Caridad también ha incrementado su base de voluntarios, un 15% durante 2016, hasta casi 300 entre cuidadores sociales y otros trabajadores como podólogos o asesores jurídicos que dedican parte de su tiempo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies