La CHJ multa al Ayuntamiento con 178.000 euros por vertidos en la Marjalería

 

La CHJ multa al Ayuntamiento con 178.000 euros por vertidos en la Marjalería

Actualizado 07/11/2008 18:42:30 CET

CASTELLÓN, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) ha impuesto una multa de 178.000 euros al Ayuntamiento de Castellón por los vertidos que algunos vecinos de la Marjaleria realizan a las acequias y cauces que son de la competencia de la Confederación, según informaron hoy en un comunicado fuentes municipales.

El vicealcalde y portavoz del grupo municipal popular en el Ayuntamiento, Javier Moliner, denunció la "utilización sectaria" de la Confederación Hidrográfica del Júcar "para castigar al Ayuntamiento de Castellón".

Según dijo, "una vez más asistimos con estupor a la actuación del Partido Socialista que, al frente del Gobierno de España, utiliza las instituciones derivadas de su competencia nacional para instigar a los ayuntamientos que no son de su signo político, tanto es así que, haciendo dejadez de sus propias funciones, intenta condenar a los municipios con responsabilidades que ellos mismos deberían ejercer bajo su responsabilidad".

En su opinión, la decisión de la CHJ "es un agravio mayúsculo con la ciudad de Castellón, en primer lugar porque pretenden castigar al Ayuntamiento, cuando la competencia de velar por la calidad de las cuencas no es del consistorio, sino de la propia Confederación".

"Ellos no deben limitarse a decir que existen vertidos, sino que deben ser quienes vigilen, cuiden y se responsabilicen de la calidad de sus cuencas y si existe un vertido, se identifique y se sancione al culpable y no a toda la ciudadanía", afirmó Moliner, quien añadió que "lo único que consiguen con esta actuación es hacer dejadez de funciones y responsabilidad afectando, en última instancia, a todos los ciudadanos".

El vicealcalde calificó de "desvergüenza" pretender que el Ayuntamiento pague una sanción por un vertido privado en la Marjalería "cuando la Confederación se ha despreocupado totalmente de la limpieza del cauce del río Seco, que ha tenido que ser asumida en coste y ejecución por el Ayuntamiento para prevenir las avenidas de la gota fría". Según recordó, "hasta 30 camiones de escombros y desperdicios tuvo que extraer el consistorio con sus brigadas municipales para limpiar un cauce que le corresponde atender a la CHJ".

SANCIÓN A LOS INFRACTORES

Javier Moliner indicó que durante todo el verano, el Ayuntamiento "ha estado actuando en la zona donde se produjeron los vertidos, mientras que la Confederación ha permanecido impasible y ajena a otra cosa que no fuera un expediente administrativo". Al respecto, aclaró que "el Ayuntamiento ya realizó acciones contra los vertidos, como fue la clausura y sellado de las canalizaciones ilegales de los vecinos, mientras que la Confederación no se ha atrevido a tomar ninguna iniciativa".

El vicealcalde exigió "seriedad en la aplicación de la ley y no utilizarla a conveniencia del partido que está en el poder, pues si hay un infractor, hay que castigar al infractor y no a toda la ciudad, ya que --dijo-- ahora, multando al Ayuntamiento, que sí ha hecho sus deberes, están castigando a todos los ciudadanos que no han cometido ninguna ilegalidad".

"Lo que debe hacer la Confederación es detectar a los ciudadanos que han realizado los vertidos y exigirles la sanción máxima y ejemplarizante por su mala acción, pero el resto de marjaleros y castellonenses no deben pagar por la mala actuación de unos pocos", determinó Moliner, quien redundó en la necesidad de "no hacer un uso absolutamente sectario de las administraciones para tapar la ineficiencia en el cuidado de las cuencas y cauces de la ciudad de Castellón".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies