Castellón incorporará un segundo perro policía al que los estudiantes pondrán nombre

 

Castellón incorporará un segundo perro policía al que los estudiantes pondrán nombre

Contador
Castellón incorporará un segundo perro policía
AYUNTAMIENTO DE CASTELLÓN
Publicado 09/10/2017 13:08:42CET

   CASTELLÓN, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Local de Castellón incorporará un segundo perro policía después de que el pasado mes de marzo 'Nueve' se convirtiera en el primer agente canino de la ciudad. El nombre del nuevo efectivo policial se elegirá a través de una consulta a los escolares que acuden a diario al centro de educación vial de la Policía Local ubicado en Tetuán XIV, según ha informado el consistorio en un comunicado.

   El concejal de Seguridad Ciudadana en el Ayuntamiento de Castellón, Antonio Lorenzo, ha explicado que, después de un proceso de entrenamiento y adiestramiento, esta nueva perra, una labradora retriever, se sumará a la unidad canina (UCAN), que apoya las tareas policiales de prevención de conductas adictivas referidas al consumo de drogas, tanto en la vía pública como en las diferentes campañas policiales como, por ejemplo, en los controles de alcoholemia y drogas.

   El adiestramiento se centra en su primer año de vida en un "proceso de socialización" que le permita posteriormente desarrollar sus tareas de apoyo policial con "totales garantías". Así, según han explicado fuentes policiales, "durante estos próximos meses se le familiariza con todo tipo de estímulos, habitáculos, ruidos, alturas y también personas, para que se adapte y tenga respuestas positivas". Parte del proceso también consiste en ir en el coche patrulla, oír el ruido de las sirenas y familiarizarse con los uniformes.

   Durante este periodo se fomenta el instinto de juego y se asocia a determinados olores como los de diferentes sustancias estupefacientes "para que desarrolle su olfato y se especialice en este tipo de sustancias". Cada vez que las reconoce se le da un premio y así la asociación siempre es positiva.

   Otra de las claves en este adiestramiento es el vínculo con su guía, el agente policial al que acompañará en sus tareas de patrulla por la ciudad. "Durante el primer año y medio de vida de la perra, este proceso de entrenamiento y adiestramiento siempre se hace en entornos controlados par que gana confianza, se sienta segura de sí misma y no tenga comportamientos inadecuados", ha descrito Lorenzo.

   La UCAN, que está integrada dentro de Proxpol, la Unidad de Proximidad de la Policía Local, desarrolla tareas de vigilancia y prevención en aquellos lugares donde se producen molestias y quejas vecinales a causa del consumo de drogas y donde se genera un ambiente de inseguridad ciudadana por este motivo. Incluyen desde parques y jardines a zonas de ocio o las inmediaciones de centros educativos.

   Esta unidad dispone de un horario flexible que se adapta a las circunstancias tanto del servicio policial como del animal, ya que el perro detector, por su entrenamiento específico, no puede desarrollar una jornada completa de trabajo en esos cometidos.

   La agente policial que trabaja con Nueve, el primer perro policía de Castellón, explica que todos los días realizan ejercicios de adiestramiento y obediencia y que "su premio cuando encuentra alguna sustancia estupefaciente es jugar". Con la incorporación del segundo perro policía, la UCAN podrá ampliar su labor al servicio de la ciudadanía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies