Infraestructuras ejecuta la intervención en muros de cierre del Convento de las Clarisas en Vila-Real

 

Infraestructuras ejecuta la intervención en muros de cierre del Convento de las Clarisas en Vila-Real

Actualizado 25/08/2007 19:29:29 CET

VALENCIA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Infraestructuras y Transporte está ejecutando las obras de la intervención en muros de cierre del Convento de las Clarisas en el municipio castellonense de Vila-Real. Las obras finalizarán a principios de 2008, informaron hoy fuentes de la Generalitat en un comunicado.

En este sentido, señalaron que esta intervención tiene por objeto "la recuperación y puesta en valor" de los muros de cerramiento que delimitan los jardines del convento de las Madres Clarisas de Vila-Real; que limitan, en su lado norte, con la calle Polo, al este con la calle Ignasi Vergara; al sur, con la calle Joan Fuster y al oeste con una pequeña plaza pública y con un muro de medianería.

El cerramiento está compuesto por elementos constructivos de diversa índole, por lo que la solución se ajusta en cada caso a la materialidad sobre la que se actúa, explicaron.

Esta actuación se enmarca dentro de las iniciativas contempladas en el Plan de Infraestructuras Estratégicas 2004-2010 de la Comunidad Valenciana, en el que se contempla en materia de arquitectura la revitalización y embellecimiento de los cascos urbanos.

Entre las actuaciones previstas destacaron la rehabilitación de edificios de gran valor arquitectónico, la dotación de equipamientos e infraestructuras que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos, la mejora de accesos y la creación de zonas verdes que liberen espacio.

Asimismo, remarcaron la actuación en el lienzo oeste, formado por muros de mampostería de distinta altura, donde se llevará a cabo acciones de saneado, limpieza y consolidación de parámetros, recuperando su aspecto original.

También se colocará del remate superior de chapa de acero tratado, a modo de albardilla, recrecido con malla de metal desplegado, por dónde pueden crecer plantas trepadoras, con el fin de evitar cruzadas desde la vivienda colindante a la vez que se dificulta la posibilidad de intrusión por la zona de menor altura.

En los lienzos sur y este se realizará una composición de recuadros, de textura rugosa sobre fondo de textura lisa, a juego con la fachada del convento. En el interiore se procederá con enfoscado liso maestreado y pintado posterior. En su parte superior, estos muros se rematarán con una chapa de características similares a la empleada en el lienzo anterior.

Del mismo modo, la esquina noreste está formada por una edificación, revestida con pintura de cal, que también será objeto de restauración en sus cuatro fachadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies