El presidente de Visión Cruises destaca la labor promocional del puerto y espera el regreso del Jules Verne

Actualizado 05/07/2007 16:45:12 CET

CASTELLON, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la compañía Vision Cruises, Santiago Labrador, destacó a bordo del trasatlántico Jules Verne, atracado en aguas castellonenses, la "gran labor promocional realizada por PortCastelló", y añadió que confía en el "regreso del buque", según informaron en un comunicado fuentes de la Autoridad Portuaria.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Castellón, Juan José Monzonís, le entregó una metopa en el transcurso de una cena que se sirvió a bordo del crucero, atracado ayer en el Puerto de Castellón con el objeto de "perpetuar en la historia" la primera ocasión en la que visita el puerto castellonense.

El origen de la metopa --escudo fundido fundamentalmente en bronce y fijado en una panoplia de madera-- procede de los tapones que llevaban los cañones de las naves para evitar que el agua penetrara en sus bocas. Hace años solían tener grabado el escudo nacional, el del buque u otro alegórico, y cuando quedaron fuera de servicio empezaron a usarse en las cámaras de oficiales como elementos decorativos.

El presidente de Vision Cruises tuvo palabras "amables" hacia el puerto y la ciudad de Castellón, de los que destacó las "características y potencialidad" del primero y la "belleza y singularidad" de la capital como posible destino "tranquilo y agradable" para los turistas.

El buque crucero Jules Verne, perteneciente a la compañía Vision Cruises concluyó su estancia en aguas castellonenses con una cena a representantes de la Autoridad Portuaria y a responsables de agencias de viaje de la provincia.

La cena contó con la presencia, entre otras personalidades, del teniente de alcalde del Ayuntamiento de Castellón, Joaquín Torres; la concejal de Turismo, Beatriz Gascó; el secretario de la delegación del Gobierno valenciano en Castellón, Francisco Velasco; el presidente de la Asociación Provincial de Agencias de Viaje, Enrique Espinós; el gerente del Patronato Provincial de Turismo, Enrique de Pablo; el presidente de la Asociación de Comerciantes Centre Ciutat, José Luis Verchili; y representantes de Transcoma, firma consignataria del barco. Tras la cena se ofreció un espectáculo en el teatro del barco y tuvo lugar el sorteo de un crucero entre los presentes.

El buque posee una eslora de 152,20 metros, alcanza una velocidad de crucero de 18 nudos, dispone de siete cubiertas y cuenta con una capacidad para más de 500 pasajeros. Habitualmente realiza cruceros de una semana por el Mediterráneo en los que prima un servicio y atención especial al cliente, el carácter temático y cultural y la buena gastronomía, según las mismas fuentes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies