Un centenar de agentes de Policía Autonómica vigilará mercadillos y venta ambulante de frutas para luchar contra robos

Los agricultores reparten 10.000 kilos de fruta en la plaza de Callao
EUROPA PRESS
Actualizado 03/07/2015 23:39:20 CET

VALENCIA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un centenar de agentes de la Policía Autonómica de la Generalitat vigilará a partir del próximo 1 de octubre mercadillos y la venta ambulante de frutas y verduras para luchar contra los robos de estos productos en los campos de la Comunitat.

Así lo ha avanzado este lunes el conseller de Justicia y Gobernación, Luis Santamaría, en una rueda de prensa tras asistir a la reunión del Grupo de Trabajo de Seguridad en el Ámbito Rural, que ha estado presidida por el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Serafín Castellano.

Santamaría ha avanzado que se pondrá en marcha, a partir del 1 de octubre, un operativo especial, que contará con más de 100 efectivos de la Policía de la Generalitat, para vigilar o poner más énfasis en los puntos de venta al público de frutas y verduras, dentro del plan de lucha contra robos.

Al respecto, el conseller ha recordado que en octubre del año pasado se creó el DATA (Documento de Acompañamiento de Trazabilidad Agrícola) que sirve para acreditar la procedencia y destino de los productos. Pero éste, ha explicado, "se quedaba cojo" y se pretende ahora actuar en los puntos de venta al público de los productos hortofrutícolas.

Para llevarlo a cabo, ha indicado que se ha pedido la colaboración de las cooperativas y asociaciones para que indiquen dónde pueden intuir que se puede estar vendiendo este producto robado, y las inspecciones --ha dicho-- no distinguirán entre tipo o tamaño del establecimiento.

Al respecto, ha concretado que "hay determinados sitios con más indicios que otros de material robado, y ahí se hará más hincapié", y ha nombrado mercadillos, los productos de venta en rotondas de caminos o en algunos establecimientos comerciales "que han proliferado en municipios y ciudades". Es más, ha añadido que si hay indicios de que algún centro comercial también vendiera este tipo de material, "se intervendría" igualmente.

Junto a esta medida contra el robo de frutas y verduras, Castellano ha señalado que se ha creado un grupo de trabajo para intentar mejorar el DATA respecto a algunas cuestiones relativas a los datos que se solicitan a los ayuntamientos o a posibles falsificaciones que pueden haber respecto al mismo documento.

Además, ha avanzado que se va a poner en funcionamiento un grupo de trabajo para las incautaciones de productos agrícolas. Los objetivos son dos. El primero, establecer de manera homogénea donde se deposita la mercancía incautada cuya procedencia no se ha determinado, y podría ser en almacenes a través de convenios con cooperativas o ayuntamientos, para que cada comarca o zona "tenga un depósito".

El segundo objetivo es estudiar qué pasa con el producto intervenido. "Algunos son perecederos y con pocos días, se pierden; o no pueden ser utilizados porque se desconoce si han sido tratados con productos fitosanitarios", ha explicado Castellano, que ha agregado que respecto de los productos no perecederos, "es la autoridad judicial la que debe dar destino".

ROBOS EN EXPLOTACIONES

Las infracciones en explotaciones agrícolas, entre enero y julio de este año, en la demarcación de la Guardia Civil, han descendido un 10,08 por ciento, puesto que se ha pasado de 1.894 en 2013 a 1.703 en este periodo. Así, en explotaciones ganaderas la disminución ha sido del 20 por ciento. En el ámbito de la Policía Nacional, la bajada se ha situado en un 6,81 por ciento.

Por otro lado, los robos en cobre y en pozos han descendido un 10,68 por ciento entre enero y julio de 2014, en comparación con el mismo periodo de 2013, al pasar de 1.609 a 1.436. En el ámbito de la Policía, el descenso ha sido del 8,45 por ciento. Por su parte, los 12 equipos ROCA repartidos por la Comunitat han detenido o imputado en un año, en el ámbito rural, a un total de 856 personas.

Así mismo, el conseller Santamaría ha explicado que los agentes han realizado, desde el 22 de abril de 2013 y hasta el 20 de septiembre de 2014, 39 inspecciones a almacenes de fruta y grandes puntos de venta de productos hortofrutícolas y se han practicado controles en otros 164 almacenes repartidos por la Comunitat.

De entre todos ellos, se han localizado 11 almacenes de fruta ilegales, de los cuales tres se han cerrado en colaboración con la Conselleria de Sanidad, ha relatado Santamaría, quien ha destacado también la localización de tres fruterías clandestinas, resultando detenidas dos personas; el descubrimiento de cuatro puntos ilegales de venta de caracoles, que permitió la detención de cinco personas, y la detección de varios puntos de venta ambulante ilegal de fruta que han generado la correspondiente tramitación de actas/denuncias dirigidas a las Consellerias competentes.

Por su parte, desde su puesta en funcionamiento, el 22 de abril del año pasado, el Grupo SAR de la Policía de la Generalitat ha patrullado 362 municipios de toda la Comunitat: 211 en Valencia, 84 en Castellón y 67 en Alicante. "Los integrantes de este grupo, que han contado con cerca de 10.090 patrullas, han identificado a cerca de 19.500 personas y han realizado controles alrededor de 30.000 vehículos. Además, han detenido a 84 personas", ha apuntado Santamaría, quien ha añadido que en total se han inmovilizado más de 1,3 millones de kilos de productos y se han intervenido un total de 108.894 kilos y se han detenido a 84 personas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies