Cerca de 50 trabajadores sanitarios y de Educación protestan contra los recortes durante la visita de Llombart y Català

 

Cerca de 50 trabajadores sanitarios y de Educación protestan contra los recortes durante la visita de Llombart y Català

Protesta ante el Hospital General
EUROPA PRESS
Actualizado 17/12/2013 21:11:24 CET

ALICANTE, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Cerca de medio centenar de trabajadores del Hospital General de Alicante, empleados de Educación y sindicatos, han protagonizado este miércoles una protesta contra los recortes en ambos sectores con motivo de la visita desarrollada por los consellers de Sanidad y Educación, Manuel Llombart y María José Català, respectivamente, al centro sanitario.

Así, han mostrado pancartas con lemas como 'Se vende sanidad pública'; 'La educación no se vende, la educación se defiende'; 'Más recortes, más parados'; 'No a la privatización', o 'Menos asesores, más trabajadores', al tiempo que han recibido a ambos consellers con gritos y los han seguido hasta la zona de ascensores del recinto.

Posteriormente, en declaraciones a los periodistas tras visitar el aula pedagógica del hospital, Llombart, preguntado por esta acción reivindicativa, ha afirmado que no considera que "las personas que protestaban representen a la totalidad de la ciudadanía". "Creo que la ciudadanía reconoce el esfuerzo que se está haciendo desde el Gobierno para conseguir mantener una Sanidad y una Educación como la que tiene esta comunidad, que son excelentes", ha manifestado.

En su opinión, la libertad de expresión "existe" y "cada uno puede decir lo que entienda siempre que lo haga de forma educada", tras lo que ha resaltado que el Consell trabaja "para conseguir que la Educación y la Sanidad en la Comunitat sea la que ha sido siempre".

"Lo estamos consiguiendo con mucho esfuerzo, y prueba de ello es este espacio sanitario-educativo --el aula pedagógica--, en el que lo que importa es el niño y que su estancia en el hospital sea lo menos traumática posible, por es por lo que trabajamos. Por lo demás, que se expresen como quieran siempre que lo hagan con educación", ha recalcado.

Interpelado sobre si el Ejecutivo valenciano toma nota de estas protestas, ha indicado que "habría que ver la globalidad de la ciudadanía". "No creo que las personas que protestaban representen a la totalidad de la ciudadanía. Creo que la ciudadanía reconoce el esfuerzo que se está haciendo desde el Gobierno para conseguir mantener una sanidad y una educación como la que tiene esta comunidad, que son excelentes", ha subrayado.

Igualmente, ha enfatizado que los 60.000 profesionales que trabajan en el sector sanitario "dan un servicio muy, muy alto" a los ciudadanos, "de excelente calidad", aspectos que, a su juicio, son "los que la ciudadanía reconoce", aunque ha agregado que "siempre habrá colectivos que no estén de acuerdo con lo que hagamos".

"ES UNA DESVERGÜENZA"

Por su parte, antes de la llegada de Llombart y Català, el delegado de CCOO responsable del Departamento de Salud de Alicante, Francisco Tébar, en declaraciones a los periodistas, ha calificado de "desvergüenza" el hecho de que los consellers vengan a inaugurar "algo que ya estaba inaugurado", en alusión al aula pedagógica.

"Estamos perdiendo empleo, no se cubren las plantas, tenemos más de un cuarto del hospital cerrado y más de 4.000 personas en lista de espera. No están operando lo que tienen que hacer por culpa del plan de choque, la situación es alarmante para profesionales y ciudadanos. Nos parece deplorable, un despropósito", ha insistido.

Asimismo, el secretario de Enseñanza del sindicato en l'Alacantí-Les Marines, Francisco García, ha incidido en que "crecen las dificultades de las familias con el inicio del curso", como por ejemplo en la adquisición de libros y materiales, al tiempo que ha hecho referencia a la "desaparición indiscutible" de aulas y profesores.

A su juicio, "es necesario" hacer ver que estas políticas "conducen a un escenario de ruina social y a una tragedia educativa", ya que, según ha añadido, "se está hipotecando el futuro". "No invertir en Educación es desinvertir en futuro, tenemos la generación mejor preparada de la historia, con las peores perspectivas de trabajo. Es inadmisible", ha sentenciado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies