La CEV prevé que la economía valenciana acabe el año con un crecimiento de hasta el 3,5%

Puerto de Valencia
EUROPA PRESS
Publicado 19/12/2016 14:35:11CET

   VALENCIA, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La CEV prevé que la economía valenciana finalice el año con un incremento interanual cercano al 3,5 por ciento, varias décimas por encima de la media nacional, y el doble que la zona euro, según lo refleja el Informe de Coyuntura y Perspectivas correspondiente al mes de diciembre.

   El documento concluye que la economía valenciana mantuvo durante el tercer trimestre de 2016 el "buen tono" mostrado en los trimestres anteriores y podría finalizar el año con un incremento interanual próximo al 3,5%. Ante el próximo año, al igual que para el resto de España y la zona euro, se espera una desaceleración en la actividad, que afectará a todos los sectores, pero que se mantendrá compatible con la generación neta de empleo.

   Las previsiones apuntan a un crecimiento de entre el 2,6%-2,8% y que la tasa de empleo se reduzca hasta el 19,5%-20%. En tasa trimestral, la economía puede haber crecido a un ritmo próximo al 1% en tasa trimestral. No obstante, según la patronal valenciana, pese al favorable avance mostrado en la mayoría de los agregados macroeconómicos, la elevada tasa de paro y los menores niveles de renta disponible "impiden dar por concluida la severa crisis económica".

   Según la organización, en otro trimestre, el dinamismo de las empresas valencianas en los mercados exteriores sustentó gran parte de la actividad de la economía real. En paralelo, el consumo de los hogares mantuvo su mejoría y la inversión privada acentuó su dinamismo, sobre todo, en bienes de equipo. En el ámbito público destacó la ausencia en la inversión, que siguió en "terreno contractivo", así como un consumo público menor.

   Las expectativas sobre el consumo de los hogares y la inversión empresarial se mantienen positivas, aunque se vislumbra una tendencia hacia la "ralentización". Por el lado de la oferta, el sector primario se movió hasta noviembre en un "escenario optimista", que se vio parcialmente truncado por los factores climatológicos adversos. La industria mantuvo un crecimiento robusto y rompió la "leve desaceleración" del trimestre anterior, destacando los sectores de las ramas de maquinaria y equipo, azulejos, textil y madera.

   Por el contrario, la industria del cuero y calzado se mueve en zona contractiva, al igual que material y equipo eléctrico, electrónico, informático y óptico. Asimismo, la compraventa de vivienda se ralentizó y sigue liderada por la venta de vivienda usada. El macro-sector servicios perdió dinamismo, aunque mostró una cierta recuperación en el último tramo del trimestre. Destacaron los avances de la rama hostelera y, a mayor distancia, del comercio.

   Las ventas de vehículos continuaron mostrando un notable avance gracias al plan PIVE, que finalizó en julio. Tras un verano "record", el sector turístico retorna a tasas acorde con la estacionalidad, aunque con menor dinamismo que la media nacional. Por su parte, la rama de "transportes y almacenamiento" mantuvo un perfil bajo durante el tercer trimestre del año y mostró datos inferiores a la media nacional.

EXPORTACIONES

   La demanda externa, en consonancia con la ralentización del comercio internacional, desaceleró el ritmo favorable mostrado en los trimestres anteriores. En el acumulado enero-septiembre, las exportaciones de la Comunitat crecieron un 3,3 % y las importaciones un 1,2 % y se mantuvo en segundo puesto del raking nacional.

   En este caso, destacó el fuerte impulso de automóviles, productos químicos, y bienes de equipo. Por el contrario, las manufacturas de consumo y alimentación, bebidas y hortalizas contrajeron su ritmo de avance. Por el lado de las importaciones, destacaron el sector automóvil, bienes de equipo y alimentación, bebidas y tabaco.

   Gracias a las bajas cotizaciones del precio del petróleo, las importaciones en petróleo y derivados descendieron en un 26,4% en tasa anual. Las expectativas apuntan a que la ralentización de la demanda de los países desarrollados continuará afectando al comercio exterior.

SENDA DE CRECIMIENTO "ROBUSTA"

   Con respecto al futuro, los registros indican que la economía continúa avanzando a buen ritmo y consolida una senda de crecimiento "cada vez más robusta". El sector público se mantiene "muy dependiente" del déficit y la deuda, que constituyen uno de los "principales desequilibrios". Con todo, según la CEV, "la salida definitiva de la crisis requiere la adopción de reformas a nivel institucional, fiscal, laboral y en educación, en aras de consolidar el ansiado nuevo modelo productivo, innovador e inclusivo".