Chefs piden un plan a largo plazo para defender la "amenazada identidad gastronómica" de la Comunitat Valenciana

 

Chefs piden un plan a largo plazo para defender la "amenazada identidad gastronómica" de la Comunitat Valenciana

Foto tras la mesa redonda Cultura Gastronòmica Valenciana
CVC
Actualizado 08/05/2017 18:50:21 CET

Defienden el producto local y la tradición culinaria valenciana e instan a incluir la gastronomía en las aulas y mejorar la formación

VALENCIA, 8 May. (EUROPA PRESS) -

Los chefs Ricard Camarena, Miguel Barrera y Kiko Moya, el enólogo Antonio Sarrión y el presidente de la Acadèmia de Gastronomia de la Comunitat, Sergio Adelantado, han reclamado este lunes un plan de acción a largo plazo para poner en valor la "potente" pero "amenazada identidad gastronómica" de la Comunitat Valenciana.

Esta estrategia, han apuntado, tendría que incluir una "importante comunicación interna" para que la propia sociedad valenciana valore su tradición culinaria y productos autóctonos, además de alcanzar a la educación, tanto de consumidores --con la creación de una asignatura específica en las escuelas-- como de los profesionales, cuyos centros de formación, como en el caso de los CdT, tienen "carencias abrumadoras", ha advertido.

Así lo han manifestado en una mesa redonda moderada por el presidente del Consell Valencià de Cultura (CVC), Santiago Grisolía, a la que ha acudido el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, que ha tomado la palabra desde el público.

Camarena (Ricard Camarena Restaurant, Habitual, Canalla Bistro y Central Bar) ha destacado la gastronomía "rica, variada y de calidad" de la Comunitat con una "despensa natural" propia que le concede "potencia notoria".

Sin embargo, hace falta "muchísima promoción interna" para "crear conciencia y confianza en nuestras posibilidades" y "hacer apóstoles en nuestra tierra", algo en lo que otros territorios como Cataluña, País Vasco, Francia o Italia "nos llevan años de ventaja", ha advertido. Ligado a esto estaría la "formación en las escuelas", donde a su entender, una asignatura sobre cultura gastronómica de la Comunitat es "imprescindible".

Según el chef valenciano, "tenemos todos los mimbres para el cesto" e incluso hay recetarios de platos tradicionales, pero "no en los cauces ni con la difusión adecuados". Este año, ha ejemplificado, València es Capital Mundial de la Alimentación, "lleva ya cinco meses y no he visto ninguna acción importante que celebre esto", ha lamentado: "menos títulos y más acciones trabajadas para decir al interior y al exterior qué queremos ser de mayores".

En definitiva, para Camarena se necesitan "millones de microrevoluciones, una asignatura en la escuela, un comunicación constante desde Sanidad y Turismo, millones de imputs de información veraz" que lleven a un "cambio de visión en la sociedad".

LA ALTA COCINA "NI MODA NI ESNOB"

En la misma línea, Kiko Moya (L'Escaleta) ha manifestado que sienten "la memoria gustativa amenazada" por las franquicias infiltradas a nivel global y ha instado a acabar con la visión de la alta cocina como algo "esnob" o una "moda" para defender que son "precursores de la tradición" gastronómica y ha instado a las administraciones a tenerles en cuenta, no para obtener subvenciones ni ayudas, sino para abrir un "diálogo" que pueda hacer "mejorar", ha precisado.

Para el chef, hay que "prestigiar" de nuevo la 'marca' de la Comunitat "de calidad". Para ello, es fundamental la educación tanto en las escuelas, como de los futuros profesionales. En este punto, ha señalado que a pesar del "esfuerzo" que se ha hecho con los Centros de Turismo (CdT) en la formación de cocineros, estos espacios tienen "carencias abrumadoras" en lo humano y en productos.

También Miguel Barrera (ReLevante y Cal Paradís) ha reivindicado las fortalezas de la cocina de la Comunitat "basada en el producto local trabajado y la memoria". "Somos unos privilegiados, --ha asegurado-- por tener en casa un gran producto", aunque "no hemos sabido valorar lo que tenemos" y ahora que hay una especie de 'boom' de la gastronomía ha animado a "aprovechar el tirón y creer en nosotros y en lo que podemos llegar a ser". Eso sí, cada provincia tiene necesidades "diferenciadas" que requerirán diferentes acciones.

Desde el sector vitícola, Antonio Sarrión (Bodega Mustiguillo) ha reclamado también un "plan ambicioso y bien marcado" en la línea a seguir porque "la ayuda de la Administración sin un plan no sirve de nada".

ADMINISTRACIÓN "FÓSIL"

Duante el debate, el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, ha tomado la palabra desde los asientos del público para admitir los "deberes pendientes" de una Administración que está "cerca de ser fósil". Tanto es así, que ha dicho no tener "ni un pero a las críticas hacia el poder político".

"No voy a regatear" las críticas, ha manifestado, aunque ha avanzado que hay un proyecto sobre la mesa para reformar los CdT y ha puesto en valor iniciativas como la próxima campaña de hospitalidad interior o el Libro Blanco de Turismo.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies