Las cinco mujeres de la Travesía Transatlántica parten para lanzar "un mensaje de esperanza" sobre el cáncer

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Las cinco mujeres de la Travesía Transatlántica parten para lanzar "un mensaje de esperanza" sobre el cáncer

Las mujeres protagonistas de la travesía este domingo en Valencia
EUROPA PRESS
Publicado 06/11/2016 15:16:40CET

VALENCIA, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las cinco mujeres que, tras superar el cáncer, participan en el #RetoPelayoVida han partido este domingo "con muchos nervios y mucha ilusión" a bordo del velero Cannonball para atravesar el Atlántico rumbo a la caribeña Isla Martinica y transmitir "un mensaje de esperanza, de que el cáncer tiene cura".

Yolanda Preciados, Patricia Alonso, Carmen Peláez, Marian Santiago y Susana Laguarda se han despedido de sus familiares y amigos en la Marina Real Juan Carlos I, en Valencia. Allí, han cortado una cinta inaugural acompañadas también por el delegado de Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues.

Coincidiendo con el cierre del Valencia Boat Show, el S/Y Cannonball ha participado en la salida del I Trofeo Varadero de Valencia y ha zarpado a las doce del mediodía para dar comienzo a un viaje que llevará a las cinco pioneras primero a Málaga, después a Tenerife y desde allí cruzará el océano hasta Martinica.

Alonso, bióloga de profesión, ha explicado que el reto al que se enfrentan "es un mensaje de esperanza, de que el cáncer tiene cura en muchos casos, y que hay que vivir el día a día, porque cada día es un nuevo reto, un pequeño 'PelayoVida'". "En algunos momentos se trata de levantarte de la cama, como cuando estás con la quimioterapia, pero en otros es cruzar el Atlántico. Cada día hay que ponerse un pequeño reto y hay que ir cumpliéndolos", ha defendido.

Ha admitido sentir "muchísimos nervios y un nudo en el estómago, pero también mucha ilusión y ganas de zarpar". "El camino ha sido largo, estuve casi dos años en tratamiento. En esta enfermedad, llegamos a un final y ahora nos embarcamos en una aventura increíble", ha destacado.

De esta experiencia espera "reencontrarse un poco a sí misma, en medio del océano tienes mucho tiempo para pensar en todo lo que has pasado". "También, ver que físicamente soy capaz de hacerlo, quiero ver si puedo llegar, que estoy segura de que sí, pero es exponerte a una situación límite y ver si lo puedes conseguir", ha añadido.

"REPRESENTAMOS A MILES DE PERSONAS"

"Lo vamos a vivir como un equipo, igual que la enfermedad no la puedes pasar sola, en las salas de quimioterapia siempre estás con una sillita al lado de gente que te acompaña, pues aquí lo mismo. Las cinco somos un equipo y representamos a miles de personas que están pasando por la enfermedad", ha señalado.

Su compañera Susana Laguarda también se ha confesado "súper ilusionada". Para ella, esta travesía "significa ver si va a ser capaz de superar tanto física como mentalmente este gran reto, si su cabeza y cuerpo van a aguantar".

"Después, --ha proseguido-- me encantaría que nuestro mensaje llegara a todas las personas que están enfermas y que están pasando por la misma situación que yo también pasé cuando estaba con la quimioterapia, con el cuerpo apagado, cuando piensas que no vas a poder salir de la enfermedad. Transmitirles que hay esperanza, que no pierdan el valor, el coraje, que tengan ilusión por salir adelante y que después del cáncer, afortunadamente en cada vez más casos, hay vida".

De la aventura en la que se ha embarcado ha destacado "los valores de superación, porque se parecen a los del cáncer. "En el cáncer, al principio, cuando te lo dicen te quedas 'flasheado' y te dejas llevar por la gente, poquito a poco vas teniendo pequeños momentos, paseos, tomarte un café, una lectura, y cada vez vas mejorando, hasta que al final lo superas y dices 'ya está'. Aquí en el barco, al principio dices 'no sé si voy a ser capaz de afrontarlo, nos estamos dejando llevar' y al final, cuando lleguemos, vamos a salir reforzadas", ha concluido.

EL RETO

Tras salir del puerto de Valencia escoltadas por una patrulla de la Guardia Civil, las cinco mujeres, de entre 38 y 57 años, se encargarán de tripular el velero de 73 pies y 37 toneladas hasta el Caribe. Tendrán que llegar a Martinica en tan solo 14 días, cruzando todo el océano.

Las aventureras no están solas, dos regatistas de la élite mundial de la vela supervisan la travesía. El jefe de expedición es el deportista de la Volvo Ocean Race, Diego Fructuoso, al que acompaña el olimpista Iago López-Marra. Completa el equipo el médico del Grupo Hospitalario Quirónsalud Alberto Francés.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies