Las cinco plazas vacantes de director-conservador de parque natural se cubrirán en septiembre

Publicado 10/08/2016 17:06:49CET

ALICANTE, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El director general de Medio Natural y Evaluación Ambiental, Antoni Marzo, ha anunciado este miércoles que las cinco plazas de director-conservador de parque natural que quedan pendientes de ocupar se cubrirán durante el próximo mes de septiembre, una vez terminada la baremación y el periodo de alegaciones.

Así lo ha avanzado Marzo en la reapertura oficial de la senda de la cima del Parque Natural del Penyal d'Ifac tras la finalización de los trabajos de adecuación y mejora de la seguridad de su tramo final, en la que también ha estado presente la secretaria autonómica de Modelo Económico y Financiación, María José Mira, según ha explicado la Generalitat en un comunicado.

Marzo ha destacado la colaboración con el ayuntamiento de Calpe, municipio en que se encuentra el parque natural. Así, ha indicado que se está preparando un convenio de colaboración que va a permitir que la Conselleria y el Ayuntamiento desarrollen actuaciones conjuntas para intensificar las labores de protección de este espacio natural.

Además, ha añadido que una brigada del parque continuará haciendo tareas de mantenimiento de otros tramos que no tienen el mismo nivel de peligrosidad. En concreto, las obras han consistido en la mejora del trazado del itinerario existente, con la nivelación y ampliación del firme mediante la construcción de muros de mampostería y reposición en aquellas zonas que presentaban mayores problemas de seguridad.

Así, se han eliminado las zonas de mayor pendiente y que presentaban riesgos de caída, y se ha definido el trazado del itinerario principal. También se han colocado cadenas de seguridad en determinadas zonas del mismo y renovado las cuerdas de seguridad existentes en el propio túnel y en determinados puntos del itinerario.

Además, se han renovado completamente las señales indicativas y de ubicación existentes en la zona y se ha realizado un tratamiento en el interior del túnel para la mejora de la adherencia en esa zona.

Las obras han tenido una duración de ocho semanas y "se han agilizado" para su finalización dentro del periodo de máxima afluencia de visitantes. Este parque natural recibe anualmente alrededor de 150.000 turistas, que, con el paso de los años, "ha erosionado la zona y su estado podía ocasionar situaciones de peligro para los usuarios por deslizamientos y caídas".

El segundo tramo del itinerario del Parque Natural, desde la salida del túnel hasta la cima o hasta el Mirador de Carabineros, sigue siendo de dificultad medio-alta, por lo que, una vez atravesado el túnel, y debido a la dificultad de la senda, no se permite el acceso a menores de edad, y es obligatorio el uso de calzado adecuado de montaña o similar.