Cirujanos de La Ribera reconstruyen la vagina de una mujer a partir de tejido de su propio intestino delgado

Cirujanos de La Ribera que han realizado la reconstrucción vaginal
LA RIBERA
Actualizado 06/07/2015 10:31:08 CET

VALENCIA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Cirugía Plástica y Reconstructiva del Hospital Universitario de La Ribera, en Alzira (Valencia), ha reconstruido la vagina de una mujer de 54 años a partir de tejido de su propio yeyuno --una de las partes en las que se divide el intestino delgado humano--.

Se trata de una especializada técnica que solo pueden realizar cirujanos con un alto grado de entrenamiento en técnicas microquirúrgicas y de la que únicamente hay descritos casos similares en Turquía y China en la literatura médica, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

La paciente, que fue intervenida "con éxito" hace varias semanas, acudió al Servicio de Cirugía Plástica y Reparadora del Hospital de La Ribera remitida por el Servicio de Ginecología del centro, ya que, desde hacía dos años, presentaba una estrechez vaginal debida a una fibrosis (desarrollo en exceso de tejido fibroso) de origen desconocido.

Según ha destacado el doctor Giovanni Bistoni, del Servicio de Cirugía Plástica y Reconstructiva del Hospital de Alzira y coordinador de la intervención, "se trataba de un caso complejo, ya que la vagina de la paciente medía un solo centímetro de diámetro por dos centímetros de profundidad, muy lejos de los 10-12 centímetros de largo y los 2,5-3 centímetros de diámetro que mide una vagina que podemos considerar normal, lo que le impedía mantener relaciones sexuales con su pareja, con la consiguiente pérdida de calidad de vida y autoestima para la mujer".

"UN RETO"

La escasa presencia de literatura médica en este ámbito, a excepción de algunos casos similares descritos de Turquía y de China, "ha dificultado aún más la resolución de este caso, convirtiéndolo en un reto", ha afirmado el especialista, quien ha añadido que "tras estudiar el caso, decidimos realizar una vagina nueva a partir de la ya existente, con un colgajo libre de yeyuno extraído de la propia paciente".

Se trata de una especializada técnica de microcirugía "que solo pueden realizar cirujanos plásticos con un alto grado de entrenamiento en este ámbito, como los que existen en el Hospital de La Ribera", y que ha permitido solucionar el problema "en una única intervención, sin apenas dejar a la paciente cicatrices evidentes y consiguiendo una recuperación completa de la mucosa vaginal".

Según el doctor Bistoni, "en la toma de la decisión del tipo de intervención que queríamos realizar también influyó el hecho de que la mujer tenía un corte de laparotomía (cesárea transversal) previa, que utilizamos para realizar la cirugía y evitar cicatrices mayores".

DIEZ HORAS DE OPERACIÓN

La intervención, que tuvo una duración de 10 horas, requirió el concurso de un equipo multidisciplinar de cirujanos plásticos, ginecólogos y cirujanos generales y digestivos del centro hospitalario, "lo que supuso un importante esfuerzo de organización interna, que se ha visto recompensado ante el grado de satisfacción que hemos conseguido en la paciente", ha destacado Bistoni, quien estuvo acompañado en la intervención de los doctores Luis Javier Matute (Ginecología) y Javier Blanco (Cirugía General y Digestiva).

Así, durante la intervención, que también se aprovechó para extraer el útero de la paciente por la constricción que realizaba de la vagina, se extrajeron 15 centímetros del yeyuno de la mujer, con sus correspondientes vasos arteriales y venosos. Este trozo de yeyuno sirvió para ampliar el diámetro de la vagina acoplando el tejido en la parte posterior de la misma y anastomosando (uniendo) la arteria y venas yeyunales del colgajo con la arteria y vena epigástrica inferior (la que pasa por la ingle y nutre el abdomen) para garantizar su supervivencia.

"De esta forma, hemos conseguido ensanchar y alargar la vagina de la mujer, que ahora mide 3 centímetros de diámetro y 14,5 centímetros de longitud y presenta una apariencia estética natural", ha descrito el especialista, quien ha añadido que "la paciente podrá realizar una vida normal, sin problemas de carácter digestivo o sexual".

Según el doctor Bistoni, "esta intervención nos permite constatar que tenemos posibilidades de hacer reconstrucciones más complejas de cualquier parte del cuerpo". De hecho, el Servicio de Cirugía Plástica y Reconstructiva del Hospital Universitario de La Ribera lleva a cabo, actualmente, reconstrucciones de mama, defectos de miembros inferiores y superiores, nariz y defectos de cuero cabelludo, entre otras.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies