Císcar dice que la flexibilización de los porcentajes del decreto plurilingüe es un tema en el que "se va a entrar"

José Ciscar
GENERALITAT
Actualizado 01/10/2011 14:01:17 CET

VALENCIA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Educación, José Císcar, asegura que el borrador del decreto de plurilingüismo es "un instrumento de trabajo con mucho margen de maniobra" por lo que se ha mostrado convencido de que la flexibilización de los porcentajes que inicialmente se fijan de cada lengua --al menos un tercio en castellano, otro tercio en valenciano y hasta un 33 por ciento en inglés-- "es un tema en el que se va a entrar a buen seguro". "El famoso '33-33-33' es algo que está en un borrador, un punto de partida en el que nosotros tenemos mucho margen de maniobra", ha agregado.

Así lo ha asegurado en una entrevista concedida a Europa Press el titular de Educación, Formación y Empleo, que ha recordado que ya se han mantenido reuniones y se han pedido las aportaciones de la comunidad educativa para abordar el tema de la enseñanza plurilingüe, que es "una preocupación lógica", ha señalado.

"El borrador es un instrumento de trabajo pero, a partir de ahí, excepto cuestiones técnico-pedagógicas, es revisable, y, por supuesto, la flexibilización de los porcentajes es uno de los temas en los que a buen seguro vamos a entrar", ha declarado.

Asimismo, ha precisado que lo que se está tratando es "un nuevo modelo plurilingüe que va desde Educación Infantil a Secundaria en el que lo importante es que se trace en todo el proceso, curso por curso, qué áreas se tienen que dar en una u otra lengua".

CRITERIOS PEDAGÓGICOS

Sobre este punto, ha comentado que "los porcentajes no tienen por qué ser los mismos a lo largo de todo el ciclo formativo del alumnado, es decir, pueden variar de Infantil a Primaria o de Primaria a Secundaria". Ha añadido que "estos son criterios pedagógicos sobre los que hay que obtener el máximo consenso posible" y ha expresado su confianza en que se va a conseguir.

Císcar ha reconocido que una de las cuestiones que más le preocupan es la capacitación del profesorado. "Y ahí vamos a hacer un esfuerzo muy importante porque si los profesores no están capacitados, el sistema no sirve y no va a dar los frutos apetecidos", ha aseverado el conseller, que ha recalcado que "lo que hay que hacer es un esfuerzo de formación grande".