La ciudad se sitúa entre las capitales europeas menos congestionadas de tráfico con un índice del 4,31%

Novo en un momento de la entrevista a Europa Press
EUROPA PRESS
Actualizado 19/09/2012 18:40:41 CET

VALENCIA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El concejal delegado de Circulación y Transportes en el Ayuntamiento de Valencia y presidente de EMT Valencia, Alfonso Novo, ha dado a conocer este miércoles que la ciudad se sitúa entre las capitales europeas menos congestionadas con un índice de 4,31 por ciento, mientras que el índice de Barcelona es del 28,96 por ciento y el de Madrid del 16,34 por ciento.

Novo ha dado a conocer estos datos en el marco de la Semana Europea de la Movilidad, donde también ha puesto de manifiesto las diversas actuaciones que de forma "continua, permanente y transversal" que se llevan a cabo en la ciudad de Valencia para "favorecer y mejorar" la movilidad de los ciudadanos, según ha indicado el consistorio en un comunicado.

Así, y de la mano de la jefa de la Sala de Gestión de Tráfico, Ruth López, se ha dado a conocer la evolución de las intensidades del tráfico, que desde el año 2007 ha registrado un descenso generalizado cercano al 21 por ciento, mientras que en el último año, la bajada del tráfico se ha situado en torno al 5 por ciento.

Obviamente, esto lleva consigo una "reducción considerable" de las emisiones de CO2 producidas por los vehículos, que desde el año 2007 hasta la actualidad se han evitado la emisión de 325.370 toneladas de CO2.

Estas reducciones de emisiones, y por tanto, bajada de la congestión en la ciudad ha sido reconocida por un informe, emitido en 2012, sobre Índices de congestión en 31 ciudades europeas, y en el que, ordenadas de mayor a menor congestión, Valencia ocupa el puesto número 30.

Por su parte, entre los índices publicados de congestión en ciudades españolas, Valencia ofrece un 4,31 por ciento, mientras las otras grandes ciudades como Barcelona y Madrid multiplican este índice con un 28,96 por ciento y 16,34 por ciento, respectivamente.

VALENBISI

Tras conocer estos datos, se han detallado las actuaciones concretas en pro de la movilidad como la evolución de Valenbisi, que en los 14 meses que lleva funcionando ya alcanza los 111.000 abonados que realizan una media de 40.000 alquileres al día. Y es que según ha crecido la implantación del sistema de alquiler público de bicicletas su uso ha aumentado de forma exponencial.

De hecho, el 27 por ciento de los usuarios, asegura utilizar Valenbisi por ahorro de tiempo, mientras que otro 27 por ciento afirma hacer uso de la bicicleta por el ahorro económico que supone. Por su parte, el 22 por ciento de los abonados son conscientes del compromiso y el ahorro medioambiental que conlleva, y otro 22 por ciento reconoce usar la bicicleta como una forma más de hacer deporte.

Ante esta más que positiva evolución, está en proyecto ampliar las infraestructuras ciclistas de la ciudad a través de los puentes de las Artes, Ángel Custodio y Puente del Real, con el objeto de favorecer la movilidad de las bicicletas entre las dos marginales del antiguo cauce del río.

PRIORIDAD SEMAFÓRICA YA EN MARCHA

Otra de las cuestiones importantes ya implantadas es la relacionada con la puesta en marcha de medidas de priorización del transporte público como es la prioridad semafórica. Este proyecto, llevado a cabo mediante un acuerdo suscrito con la Agencia Valenciana de la Energía (AVEN), se ha implantado inicialmente en las líneas más demandadas de EMT, como son las 89 y 90, lo que se traduce en una ventaja para los más de 11 millones de viajeros que utilizan estas líneas.

La prioridad semafórica de EMT, como ha explicado el técnico de la entidad, Luis Roda, está basada en un sistema de 'Balizas virtuales' que, por medio de una red de comunicaciones GPS, 3G y GPBI, se actúa sobre los diferentes reguladores de tráfico y semáforos que se encuentran en los nueve cruces donde se han implantado y por los cuales transitan las líneas 89 y 90, con el objetivo de adelantar el inicio o retrasar el fin de las fases semafóricas que dan paso al autobús.

Con esta medida, se consigue reducir el tiempo de viaje de los usuarios a bordo del autobús con un ahorro de 1 minuto o 1:30 minutos por trayecto, con lo que se ofrece una mayor y mejor calidad de servicio y consiguiendo reducir considerablemente el número de aceleraciones y deceleraciones del autobús, con el consiguiente ahorro de combustible, concretamente 70.000 litros al año y la reducción de 250 toneladas de emisiones de CO2.

Ante los buenos resultados de esta medida, el concejal de Circulación y Transportes, ha avanzado que se "seguirá trabajando en este tipo de actuaciones, priorizando en aquellas líneas que realizan recorridos más largos y mueven un mayor número de pasajeros, con el objetivo de que se beneficien el mayor número de usuarios posibles".

GARANTIZAR LA SEGURIDAD EN LOS DESPLAZAMIENTOS A PIE

Alfonso Novo ha recordado que dado que el 45 por ciento de los desplazamientos por Valencia se realizan a pie, es importante también la aplicación de medidas y actuaciones que garanticen la seguridad de este tipo de desplazamientos, "aumentando la seguridad de peatones y ciclistas en la ciudad, considerando como menos prioritario al vehículo privado en todas las actuaciones".

Para ello se han instalado nueve nuevos pasos de peatones regulados con semáforos, se han mejorado los itinerarios peatonales en el Nou Pont de Fusta, se han eliminado pulsadores en los pasos de peatones ubicados en zonas muy transitadas con el objetivo de disminuir los tiempos de espera de los viandantes, se ha aumentado la duración de la fase en verde para peatones para facilitar el cruce de personas con movilidad reducida, se ha potenciado la 'protección mixta' en los semáforos (rojo y ámbar), y además se realizaron unas encuestas sobre tres modelos diferentes de descontadores de tiempo para peatones con el objetivo de realizar encuestas para el Comité Técnico de Normalización CTN-199 SC-6 Semáforos. Estas encuestas también se han realizado en otras ciudades españolas con la finalidad de homogeneizar un modelo único para todo el país.

Por último, también se han creado nuevos planes de tráfico para el horario nocturno, en el que las condiciones del tráfico cambian, y se realizan ciclos semafóricos de 60 segundos en 14 zonas de la ciudad, consiguiendo disminuir las demoras para todos los usuarios de la vía pública y aumentar, con ello, la seguridad vial.

Al respecto de todo este conjunto de actuaciones y medidas implantadas, Alfonso Novo ha asegurado que se sigue trabajando para "mejorar la movilidad" en la ciudad con el objetivo de que el vehículo privado encuentre una competencia "equilibrada" en el resto de modos de transporte, "garantizando la seguridad de los peatones, potenciando el uso de la bicicleta y agilizando la red de transporte público".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies