Coepa cierra 2012 con 2,1 millones de euros de pérdidas tras caer un 62% sus ingresos por bajada de subvenciones

Actualizado 17/12/2013 20:59:38 CET

El Comité Ejecutivo de la patronal provincial respalda las alegaciones de la Mesa Provincial del Agua al Plan de Cuenca del Tajo y demandas

ALICANTE, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Empresarial de la Provincia de Alicante (Coepa) cerró el ejercicio 2012 con 2,1 millones de euros de pérdidas tras ver reducidos sus ingresos en un 62 por ciento respecto al año anterior, de 7,01 a 2,92 millones de euros, fundamentalmente por la "reducción en la cuantía e importe de las subvenciones gestionadas durante el ejercicio 2012, especialmente en el segundo semestre".

Según informa la patronal provincial en un comunicado, su Comité Ejecutivo ha formulado este viernes las cuentas del pasado ejercicio.

Coepa señala que esta situación "ha venido motivada por el retraso en el cumplimiento, por parte de la administración, de los compromisos adquiridos en el ámbito del Pavace" y le reprocha haber dejado "sin cobertura" líneas presupuestarias que estaban consignadas en los Presupuestos Generales de la Generalitat para 2012.

Según señala, las pérdidas se han visto incrementadas por las indemnizaciones en las reducciones de personal, las amortizaciones, los gastos financieros derivados del retraso en los pagos de los convenios y la baja del inmovilizado derivada del ajuste de la red de oficinas comarcales.

El Comité ha repasado las medidas puestas en marcha desde finales de 2011 para "ajustar los costes a la nueva situación" y apunta que, desde entonces, la organización ha trabajado para "adecuar la plantilla a las necesidades organizativas y económicas".

REDUCCIÓN DEL 60% DE LA PLANTILLA

A finales de 2011, Coepa contaba con 73 trabajadores y en la actualidad cuenta con 21 trabajadores en activo y ocho con el contrato suspendido hasta el 31 de diciembre de este año, lo que supone una reducción del 60 por ciento de su plantilla.

En cuanto a los costes de explotación, indica que se han reducido un 49 por ciento respecto a 2011, de 860.684 a 428.665 euros.

A su vez, se ha reestructurado la deuda financiera para reducir las obligaciones de los 3,8 millones del último tramo de 2012 a los actuales 2,1 millones de euros.

De cara a 2013, Coepa avanza que "todas las medidas de ajuste tienen continuidad en el ejercicio" y que el presupuesto aprobado "se fundamenta en los programas que están firmados y operativos desde principios de año". Así, asegura que "sólo de forma complementaria se han incluido aquellos financiados con fondos públicos que mayor valor añadido aportan a las organizaciones empresariales en su contribución a la mejora de la competitividad de las empresas".

PERDER 253.000 EUROS ESTE AÑO Y EQUILIBRIO EN 2014

Según las mismas fuentes, la previsión es cerrar 2013 con unas pérdidas de 253.000 euros, fruto de la aplicación de las medidas de reestructuración, con el objetivo de "alcanzar el equilibrio presupuestario en 2014".

Por otro lado, el Comité Ejecutivo de la patronal alicantina ha mostrado su "firme respaldo" a las alegaciones que la Comisión Provincial del Agua ha realizado al proyecto del Plan Hidrológico de Cuenca del Tajo para que "se consolide el Trasvase Tajo-Segura y sus aportaciones anuales a los territorios de Alicante, Murcia y Almería".

A su juicio, "no está justificado el aumento de las reservas de la actual cifra de 240 a 400 hectómetros cúbicos, como plantea el nuevo documento", y esa decisión "limita las posibilidades de transferencias hídricas, perjudicaría notablemente los intereses de la provincia de Alicante y pondría en peligro el sector agrícola y el consumo humano, con especial incidencia negativa en el turismo", advierten.

Coepa suscribe, en este sentido, los argumentos de la Comisión Técnica del agua acerca de una planificación correcta de la cuenca del Tajo, al considerar que "en dicha cuenca hay recursos disponibles en abundancia, fundamentalmente en el Tajo medio".

Respecto al Plan de Cuenca del Júcar, los empresarios de la provincia de Alicante consideran que el documento "es un paso importante en el proceso de planificación hidrológica y que su aprobación tiene que consolidar el Trasvase Júcar-Vinalopó", que lleva "varios ejercicios acabada y no ha entrado en funcionamiento".

Desde Coepa mantienen que "este es el momento adecuado para afianzar la transferencia propuesta inicialmente, de 80 hectómetros cúbicos, hasta tierras alicantinas", destinados a la agricultura, al consumo humano y a paliar los problemas de sobreexplotación de los acuíferos del Vinalopó.

Además, instan a "dar una solución óptima a la necesidad que tiene la provincia de Alicante de agua de calidad a un precio adecuado, para que sea asequible para la agricultura y el consumo humano, requisitos que no se cumple con la actual toma del Azud de la Marquesa".

"NECESARIA SOLIDARIDAD" ENTRE TERRITORIOS DE LA COMUNITAT

En este sentido, Coepa insiste en la "necesaria solidaridad" entre los distintos territorios de la Comunitat Valenciana y en que, como demandan los agricultores y usuarios de la provincia de Alicante, se "contemple la toma de Cortes de Pallás como la solución a la carestía del agua que llega desde el Azud de la Marquesa".