El Comité de Ética del PP trazará líneas de conducta "casi imperceptibles pero importantes para la ciudadanía"

Pascual Díaz
DIPUTACIÓN DE ALICANTE
Actualizado 28/07/2012 14:17:01 CET

ALICANTE, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Comité de Ética del PP en la provincia de Alicante, Pascual Díaz, ha explicado que este nuevo órgano tendrá como función principal la de "asesorar y trazar líneas, que son casi imperceptibles, pero que para los ciudadanos son muy importantes", y que irán encaminadas a vigilar el buen cumplimiento del código ético de transparencia y ejemplaridad del partido.

Junto al también diputado provincial y alcalde de Petrer (Alicante), el comité de ética estará compuesto por Andrés Ferrer, en el cargo de secretario, así como por el edil de Torrevieja y diputado provincial Joaquín Albaladejo, por el alcalde de la Vall d'Alcalá, Juan José Sendra y por la edil de Elda y senadora, Virginia Romero.

Pascual Díaz, en declaraciones a Europa Press, ha resaltado la apuesta de la nueva dirección provincial del PP, encabezada por José Císcar, "por la ejemplaridad de los comportamientos en una etapa en la que más que nunca, la ciudadanía reclama a los políticos que asuman responsabilidad no solamente en lo legal sino también en lo personal".

Por ello, el Comité de Ética, que también se encuentra en fase de constitución en la provincia de Castellón, se encargará de "observar las conductas y el cumplimiento de un código ético de transparencia y ejemplaridad, además de asesorar e instruir sobre el mismo en el supuesto en el que hubiera que actuar, tanto individual como colectivamente, y elaborar informes sobre pautas de conducta de determinadas situaciones", ha indicado.

"LÍNEA CASI IMPERCEPTIBLE PERO IMPORTANTE"

"Esas serían las pautas generales, es como trazar la línea de comportamientos ejemplares, porque creo que es lo que los ciudadanos en este momento nos están demandando", ha reiterado, para hacer hincapié en que "esas líneas son casi imperceptibles, pero que para los ciudadanos son muy importantes".

Esta labor de "perfilar" lo que los militantes y cargos del PP "deben hacer y hasta dónde pueden hacerlo", en ningún caso "va a chocar con la labor del Comité de Derechos y Garantías" del PP, encargado de evaluar situaciones jurídicas de los miembros del partido, sino que "va a complementar este tipo de trabajo", ha aclarado.

Por ello, el nuevo órgano no tendrá capacidad sancionadora, ni podrá abrir expediente a ningún cargo sospechoso de vulnerar el código de buenas prácticas del partido, al que sin embargo sí pedirá explicaciones sobre su supuesta conducta "indecorosa".

Una vez sea definida exactamente cuál será su línea de trabajo a partir de septiembre, el Comité de Ética empezará a funcionar a pleno rendimiento en los próximos meses.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies