Compromís cree que la nueva Ley de RTVV es "mediocre y no tiene garantías normativas de cumplimiento"

Morera
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2012 22:23:11 CET

VALENCIA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Compromís en las Corts Valencianes, Enric Morera, considera que anteproyecto de ley que el Consell quiere aplicar a RTVV "no cuenta con garantías normativas de cumplimiento y es mediocre formalmente", según ha indicado en un comunicado.

Además cree que está "llena redundancias retóricas" y que se ha redactado "recortando y enganchando aquello que conviene de las diversas leyes audiovisuales vigentes a de otras comunidades autónomas". Incluso ha señalado que "se han evitado --recoger-- los aspectos garantistas" que estas leyes contienen.

Morera ha asegurado que Consell "pretende autoconcederse un cheque en blanco por hacer y deshacer en función de sus intereses el control de la opinión pública y favorecer su propia red clientelar". El portavoz de Compromís ha afirmado que "bondades" expresadas por el Consell sobre la nueva ley de RTVV "no son tantas".

Desde Compromís consideran que el texto que defiende el Gobierno valenciano tiene "10 puntos débiles que son muy mejorables si se optara por escuchar a los trabajadores de RTVV y se decidiera a aplicar los acuerdos de la declaración de Burjassot, que en opinión de Morera, "es una verdadera y efectiva hoja de ruta para rescatar, en clave valenciana y realista, a RTVV".

Compromís considera que la propuesta del Consell "no mejora la ley vigente, porque no deja claro en ningún momento qué entiende por servicio público". Además, "abandona por omisión --el hecho diferencial ya no es central, sino preferente-- y rehusa activamente el papel clave que tiene la lengua propia", el valenciano.

"NO SE AVANZA EN LA PROFESIONALIZACIÓN"

La nueva ley "no significa ningún avance en la profesionalización de la gestión empresarial ni en el ejercicio de la actividad periodística", mientras que consideran en este decálogo de puntos débiles que "el contrato-Programa debería de salir de una definición clara del concepto de servicio público".

Compromís también considera que "no se puede establecer una contabilidad analítica sin haber dejado claro primero el concepto de servicio público". El partido de izquierdas también ha indicado que la migración a la nueva empresa "no añade eficacia en la gestión, ni transparencia ni seguridad a los trabajadores". "Se trata de un cambio que facilita la privatización", ha agregado.

El decálogo recoge que es "del todo inaceptable" que una radiotelevisión pública tenga productos de pago, además de "no dar ninguna garantía de continuidad del empleo, ni prevé las vías de acceso del personal laboral".

Compromís ha destacado que la propuesta del Consell "no mejora la pluralidad de los órganos de gobierno" y "tampoco da ninguna garantía para el ejercicio de la independencia de criterio y la profesionalidad del personal".