Compromís critica que Montoro "nos condena a continuar con el modelo de Zapatero y el PPCV calla y otorga"

Enric Morera. Archivo
Europa Press
Actualizado 27/06/2014 12:31:52 CET

VALENCIA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Compromís en las Cortes Valencianas, Enric Morera, considera que con la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera de este pasado jueves, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, "nos condena a continuar" con el modelo de financiación de José Luis Rodríguez Zapatero, mientras que el PPCV "calla y otorga".

Según ha indicado Morera en un comunicado, el CPFF "ha dejado muy claro que la legislatura en el País Valencià y también en el Estado está más que finalizada, porque el PP no tiene ninguna voluntad de mejorar la financiación ni de solucionar el agravio que sufrimos desde hace décadas los valencianos porque los diferentes gobiernos central y autonómico no han hecho los deberes y han dejado el tema de la financiación valenciana como pendiente siempre".

"Esa es la realidad y ese es el gran fracaso de Alberto Fabra como presidente de la Generalitat, quien no ejerce tanto como jefe de Consell pero sí del PPCV, partido que no se levanta ni se planta frente a la marginación que sufrimos y la realidad es muy clara: Montoro nos ha condenado a continuar con el sistema de financiación de Zapatero, ese que era tan malo para Francisco Camps, Ricardo Costa, González Pons y Gerardo Camps", ha manifestado.

Según Morera, "la memoria del PPCV es muy corta, y es una pena, porque hay que recordar que ahora tocaba la revisión del sistema de financiación, después de cinco años y Montoro ayer dijo que la cosa se quedaba como estaba, es decir, que continuábamos con el modelo de Zapatero, ese modelo que levantó en bloque a las filas populares valencianas haciendo declaraciones institucionales e iniciativas parlamentarias en las Corts y en el Congreso para protestar".

A su juicio, será necesario "recuperar esos textos para comprobar si ahora el PPCV votará lo mismo que votaba en 2009 y años posteriores, cuando hicieron una Diputación Permanente, cuando se encomendó el informe a los expertos que acredita la marginación que sufrimos con la financiación autonómica".

Para el síndic de Compromís en el Parlamento valenciano, "el Gobierno central, con la complicidad y el silencio dócil del PPCV está condenándonos a los valencianos al empobrecimiento y en los recortes en los servicios públicos más esenciales".

En esta línea, ha criticado que el Gobierno valenciano "calla y otorga, prefiere pagar intereses abusivos en bancos que hemos rescatado con dinero público, destinando más dinero a la deuda que, por ejemplo, a la educación". Morera sostiene que ese es "un síntoma de un mal gobierno, de un gobierno que vive y actúa de espaldas a la ciudadanía y que no sabe cuáles son las prioridades de los valencianos".

"MÁS BRUTALES RECORTES"

Por contra, Morera recalca que desde Compromís, "dudamos y mucho de que el Consell pueda cumplir con el objetivo del déficit establecido, y si lo hace, será aplicando más brutales recortes que recaen siempre en una ciudadanía que no es la culpable de las nefastas políticas derrochadoras del PP y de la corrupción que ha saqueado nuestras arcas públicas".

De igual modo, espera que Alberto Fabra, consellers y asesores "se rebajen el sueldo como prometió el presidente en un debate de política general en las Corts, y en los discursos de fin de año". "La reunión de Madrid de ayer certifica un nuevo ridículo de Fabra, certifica su fin como presidente y certifica que el PP condena a la ruina a la Generalitat Valenciana y al pueblo valenciano", ha insistido.

Para la coalición, la situación es muy preocupante, "porque Madrid ha hecho una reforma fiscal totalmente electoralista, de cara a un año electoral como será 2015, y esa reforma lo que hará es que las comunidades autónomas recibirán menos dinero del Estado, un estado atado de pies y manos por una troika que no permite más endeudamiento para garantizar los servicios públicos".

Según Morera, "el fracaso de Fabra y de todo su Consell es total, no lo pueden esconder ni disimular porque sabían que después de cinco años llegaríamos en su punto donde hemos llegado, para continuar con el modelo discriminador de Zapatero. A esto hay que sumar el ridículo espantoso que ha hecho Fabra con el informe de los expertos, con los Premios Jaime I y con sus discursos y reivindicaciones, que han sido tumbadas en una sola tarde por el ministro Montoro. Y después de todo esto, todavía irán a aplaudir y a reírles las gracias".