Compromís exige al Gobierno que respete las señales de tráfico en valenciano ante la "caza" iniciada por Delegación

Una señal en valenciano en València
ARCHIVO
Actualizado 18/02/2018 11:50:51 CET

VALÈNCIA/MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los senadores de Compromís Jordi Navarrete y Carles Mulet han enviado una carta al delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, en la que le reclaman "respeto" hacia las señales de tráfico rotuladas en valenciano y que reconsidere su "persecución y caza hacia los ayuntamientos gobernados por Compromís".

La misiva llega después de que el Ayuntamiento de la localidad valenciana de Bellreguard recibiera un escrito por parte de Delegación del Gobierno para que cambie los rótulos de las señales de tráfico y también aparezcan en castellano.

Para la coalición, se trata de "una práctica injusta y desleal viniendo de una administración más preocupada en amenazar a una lengua minorizada que de solucionar los problemas de los vecinos, acabar con la carencia de infraestructuras o garantizar las inversiones", ha denunciado en un comunicado el portavoz y senador territorial Carles Mulet.

Los parlamentarios advierten en su carta a Moragues que es "una campaña sistematizada de copiar y pegar el requerimiento que ya envió en su día a la ciudad de València". "Una dinámica intolerable para generar problemas en numerosos municipios valencianos que por voluntad de sus plenos aprobaron reglamentos de promoción del valenciano hace décadas", subrayan.

A su juicio, "persigue obligar a cambiar a diestro y siniestro señales universalmente reconocidas y cuyo único problema parece ser que cuentan con algunas palabras en valenciano para imponer el castellano".

Mulet ha destacado además que "el problema ni siquiera había existido en los 12 años de gobierno del Partido Popular en la localidad", por lo que ha reprochado al delegado del Gobierno que "se pase de frenada cuando hace la vista gorda ante las señales, nombres de calles y plazas que incumplen la Ley de la Memoria Histórica o persigue lenguas desde las instituciones".

Desde Compromís también aluden al coste económico que supone la sustitución de las señales y a la "supuesta urgencia que supondría perturbar de forma innecesaria la política de gestión económica de este Ayuntamiento --Bellreguard (Valencia)-- de 4.500 vecinos, viéndose otras partidas perjudicadas por esta imposición".

PP Y CS, EN "CARRERA ALOCADA" POR SER LOS MÁS ESPAÑOLISTAS

Por todo ello, los senadores de la coalición lamentan en su carta "la alocada carrera de PP y Ciudadanos por erigirse en los más españolistas y nacionalistas" y recuerdan que "la propia Constitución en su artículo 3 apela a la riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España, patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección".

Insisten en que, a pesar de estos preceptos, "las políticas llevadas a cabo por el Ejecutivo pretenden acabar de forma irracional con esta riqueza cultural, sin respetar lo más característico y básico del Estado español, y la diversidad, que queda sin la protección necesaria y sin el respeto merecido".