Compromís exige rigor a Renfe en la rotulación en valenciano en las estaciones de la Comunitat

Cartel en valenciano de Renfe
COMPROMÍS AL SENAT
Publicado 03/03/2018 15:24:04CET

VALÈNCIA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los representantes de Compromís en el Senado, Carles Mulet y Jordi Navarrete, han reclamado a Renfe "más rigor e interés" a la hora de rotular "de una forma más comprensiva y clara el valenciano" en las estaciones de la Comunitat, y "poniendo el mismo empeño que en la lengua castellana".

En un comunicado, los senadores han criticado el uso actual de "un supuesto lenguaje administrativo antiguo para dirigirse a los ciudadanos", ya que los carteles, según ellos, "utilizan formas poco genuinas, con frases telegráficas e imperativas".

Se trata, a su juicio, de una traducción "poco genuina y poco estilística" del castellano que han constatado que sigue "en numerosas estaciones desde hace décadas". Los carteles rezan (sic) "Circulen per estes vies trens sense parada. Mantinga's darrere de la línia groga" (Circulan por estas vías trenes sin parada. Manténgase detrás de la línea amarilla).

Según los parlamentarios, "el Gobierno admite que las traducciones del castellano al valenciano y viceversa vienen siendo realizadas con la herramienta Salt 4 desde la propia web oficial de la Generalitat Valenciana".

"Estas formas chirrían a la vista y demuestran una falta de respeto por la lengua oficial de esta autonomía", han denunciado, para reprochar al Gobierno que solvente una traducción automática de un imperativo la comunicación con los valencianoparlantes, "como si ello fuera un molesto trámite a cumplir que se soluciona con un clic".

Desde Compromís recuerdan que en el imperativo en valenciano es preferible la segunda persona del plural para "dar instrucciones de una forma más comprensiva, genuina y clara" y lamentan que la fórmula empleada por Renfe "da una mala imagen" y "evidencia una gran dejadez hacia el resto de lenguas oficiales".

Los senadores han relacionado esta reclamación con la campaña de Compromís contra la "prohibición del valenciano por la vía de la sanción, la coacción y la imposición del castellano" en municipios como València o Bellreguard, donde "el valenciano ha estado presente en las calles y señales desde hace décadas incluso con gobiernos del PP".

NOMBRES DE PUEBLOS "DESCARTADOS DESDE HACE DÉCADAS"

También han criticado que "la fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado utilizan en sus notas de prensa nombres para los pueblos descartados desde hace décadas", algo que "tan solo tenía una precaria justificación tras los años de dictadura, pero no en la actualidad".

Ante esta situación, Carles Mulet ha insistido en que "el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, debe tomar cartas en el asunto y entender que el cumplimiento de las leyes es recíproco", y que "los carteles se deben supervisar antes de fabricarse".

Así mismo, ha indicado que "existen órganos académicos como la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) más efectivos y genuinos que los traductores automáticos, que gustosamente les asesorarían e indicarían cuáles son los topónimos y formas correctas".