La Comunitat cierra un invierno cálido y "extremadamente" húmedo, el más lluvioso desde 1864 en València

 

La Comunitat cierra un invierno cálido y "extremadamente" húmedo, el más lluvioso desde 1864 en València

Lluvias
EUROPA PRESS
Publicado 21/03/2017 14:26:36CET

VALÈNCIA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comunitat Valenciana ha cerrado un invierno cálido y "extremadamente húmedo", el más lluvioso desde al menos 1950, cuando hay registros, aunque en algunos observatorios con más de un siglo de datos, como lo son el de València y Castellón, ha sido el invierno más húmedo de sus series, desde 1864 y 1912 respectivamente.

La causa de que en el invierno se haya acumulado dos veces y media la precipitación que suele ser normal en el trimestre --con una media de 326,7 litros por metro cuadrado--, se encuentra en los tres grandes temporales invernales de Levante, que empezaron a gestarse en noviembre, generalizados en todo el territorio y centrados en los días 4 y 18 de diciembre; el 19 de enero, además de otro primaveral, el 13 de marzo, con lluvias muy fuertes en Alicante de hasta 136 l/m2, el tercer día con más lluvia desde 1934.

El temporal más adverso del invierno fue el tercero, que se registró a mitad de enero y que, además de lluvia, llevó aparejado frío, viento, nieve, y oleaje. Después de los temporales de diciembre y enero, febrero resultó seco, con dos débiles episodios de lluvia acompañados de barro, debido a la carga de polvo africano en suspensión que llevaba el aire.

Así lo refleja el resumen climático del invierno 2016-2017 (meses de diciembre, enero y febrero) en la Comunitat Valenciana, elaborado por la delegación territorial de la Agencia Estatal de Meteorología eb la Comunitat Valenciana. Con los tres temporales invernales, se han llegado a acumular hasta 1.197 l/m2 en Tárbena; 930 en Beniarrés; 913,9 en la Vall de Laguar y 886.3 en Barx entre diciembre y febrero. El mínimo acumulado se ha registrado en las comarcas valencians de Rincón de Ademuz y la Serranía.

Dentro del carácter cálido del trimestre, destaca el episodio frío del 18 de enero, el día más helado en el promedio del territorio desde enero de 2005. Y ya fuera del trimestre invernal, entre el 1 y el 20 de marzo, destacó el calor de los días 9 y 10 de marzo cuando en el aeropuerto de Alicante-Elche se alcanzaron los 34,8 grados.

INVIERNO MÁS SECO Y HÚMEDO ENCADENADOS

Se trata de la efeméride de temperatura máxima en este observatorio (con datos desde 1967), al igual que lo fue en el de Vilafranca (Castellón), en el que los 25 grados de temperatura máxima de los días 9 y 10 del mes, es la temperatura más alta registrada en marzo desde al menos 1977. Por tanto, de forma consecutiva se han encadenado el invierno más seco (2015-2016) y el más húmedo en la Comunitat Valenciana (el recién finalizado 2016-2017).

De acuerdo con los datos facilitados, la temperatura media del invierno ha sido 8,8 grados, 0,4 grados más alta que la del promedio, y califican al trimestre como cálido. La precipitación media ha sido de 326,7 l/m2, dos veces y media la del promedio climático del periodo 1981-2010 (de 130.6 l/m2), que permite considerar al trimestre como "extremadamente húmedo".

Hasta mitad de enero, la temperatura media estuvo oscilando alrededor de los valores normales, pero a mitad de mes, la irrupción de una masa de aire muy frío, de origen polar continental, provocó un brusco descenso térmico de 9,5 grados en 48 horas, entre los días 16 y 18. En el promedio del territorio, el día 18 de enero fue el más frío desde el año 2005.

La mínima de esa jornada alcanzó los -10,1ºC en Vilafranca; -9,7ºC en Ademuz y -9,4ºC en Fredes. El día 19, los termómetros se congelaron con -10,2ºC en el Pico Gavilán, en el Rincón de Ademuz, a 1.750 metros de altitud.

Por contra, los días más cálidos del invierno se observaron en la primera semana del mes de febrero, que estuvo marcada por la entrada de viento de poniente o del noroeste, que en varios observatorios llegó a superar los 100 kilómetros por hora de racha máxima.

El primer gran temporal invernal se registró entre los días 3 y 6 de diciembre, con los máximos acumulados el 4, y se desarrolló sin inestabilidad; no hubo rayos en todo el temporal, de ahí que las intensidades de precipitación registradas fueran más bajas que las del temporal de mitad de mes y que las de los de enero y marzo.

Según explica Aemet, la clave de este temporal estuvo en que fue acompañado de un máximo de viento de nordeste en capas bajas, lo que hizo que los valores más altos de precipitación se trasladasen a zonas de montaña del prelitoral de la mitad sur de Valencia, y de la montaña de Alicante.

El segundo temporal de diciembre fue más adverso que el primero, con convección y flujo fuerte de viento y advección de humedad que propició que tuviera una "gran extensión espacial y temporal". Los máximos acumulados se registraron en las montañas del sur de Valencia y norte de Alicante, donde en el episodio se superaron los 400 l/m2 en algunas localidades.

La característica más importante de este temporal fue la persistencia y la gran extensión espacial, de forma que en el 49% del territorio, la precipitación acumulada superó los 100 l/m2.

Sin embargo, el más destacado de los temporales invernales fue el tercero, ya que no sólo llevó aparejado lluvia sino también frío, viento, nieve, y oleaje. La presencia de un anticiclón sobre Europa, junto con bajas presiones en el Mediterráneo, provocó una entrada de aire frío de origen continental a partir del día 17 de enero.

Además, la existencia en capas altas de un embolsamiento de aire frío, dio lugar a una gran inestabilidad atmosférica que, junto con la entrada de aire húmedo de componente este a partir del día 19, generaron precipitaciones que afectaron a prácticamente toda la Comunitat Valenciana, en numerosas zonas en forma de nieve. También fue significativo el viento, que dio lugar a un temporal marítimo, especialmente fuerte los días 21 y 22.

Las nevadas de este tercer temporal empezaron en la tarde del martes 17 de enero, en general poco importantes y afectaron sobre todo a zonas altas de Alicante. Sin embargo, desde la madrugada del miércoles 18 y hasta el mediodía, se produjeron nevadas significativas, con espesores de alrededor 10 centímetros, en la Marina Alta (Alicante), que llegaron hasta el nivel del mar.

Desde febrero de 1983 no había habido un episodio similar de nevadas en esta comarca. También nevó en el litoral del sur de Alicante, en la Vega Baja (Baix Segura), cuajando en zonas como la playa de Torrevieja donde no ocurría desde diciembre de 1926. En la montaña del norte de Alicante (El Comtat, l'Alcoià, zonas altas de ambas Marinas) empezaron las nevadas sobre todo durante la tarde del día 18, prolongándose todo ese día y también el 19.

NEVADAS HISTÓRICAS EN CASTELLÓN

La mayor intensidad del episodio de nieve se registró el 19, con nevadas acompañas de tormenta que afectaron a comarcas del interior de Alicante y mitad sur de Valencia, con cotas de alrededor de 300 metros. El día 20 progresaron al interior de Castellón, con esperadores muy altos, de hasta 74 centímetros en Vilafranca. En Morella, los 100 l/m2 de nieve es la cantidad más alta registrada en 100 años, junto con la nevada de 1964.

En cuanto a las lluvias, la situación más significativa fue a partir del 21, con observatorio en alicante por encima de los 300 l/m2. El fuerte viento, con rachas por ecima de los 100 km/h en la Marina, generó un temporal marítimo con olas de más de seis metros. La boya de València de Puertos del Estado alcanzó los 6,45 metros, por encima de los 5,63 de diciembre de 2009.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies