La Comunitat saca un 3,6 aplicando la ley de Dependencia y deja el último lugar, con la mayor cobertura de su historia

Dependencia, discapacitado
ARCHIVO
Publicado 21/03/2018 16:29:45CET

VALÈNCIA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El XVIII Dictamen del Observatorio de la Dependencia ha ofrecido sus datos sobre el cumplimiento de la aplicación de esta ley en las autonomías al cierre de 2017, en los que califica a la Comunitat Valenciana con un 3,6, nota que le hace abandonar el último o penúltimo lugar que ocupaba en el ranking, en un año en el que ha alcanzado la máxima tasa de cobertura en su historia, con 15 dependientes por 1.000 habitantes, y ha rebajado su tasa de desatendidos hasta las 177 personas por cada mil con derecho a prestación.

Según estos datos difundidos por el Observatorio, la calificación de la región ha evolucionado desde el cero a comienzos de 2016 a un 3,6 a finales de 2017. En esta línea, señala el informe que la mejora en los indicadores de obertura y de gestión hacen salir a la autonomía de los últimos lugares y constatar que es una de las comunidades donde "más ha continuado avanzando" el sistema de atención.

De hecho, de acuerdo con estos datos, el número de personas atendidas se incrementó en 9.924 en el último año (un 19,25% más) y se ha visto aumentado en 7.904 el número de nuevas solicitudes (un 7,87% más), lo que indica que los ciudadanos de la Comunitat "empiezan a confiar en el sistema".

El incremento de beneficiarios es imputable a un mayor número de prestaciones para cuidados en el entorno familiar y cuidadores no profesionales (+20,05) y al incremento de prestaciones económicas vinculadas, que ha pasado de un -0,03 a un 13,10% en 2017.

En cuanto al número de personas valoradas, se sitúa a final del pasado año en 90.539 frente a las 85.708 de 2016, un 5,64% más y se reconoce el derecho a la atención a 73.114 personas, 4.945 más que en 2016.

El informe, recogido por Europa Press, añade que la Comunitat Valenciana ha dejado de recibir 36,2 millones de euros por los recortes aprobados en 2016, cuantía con la que se hubiera podido atender a 5.237 personas más y se hubiera generado 890 empleos directos. La aportación del Estado a la financiación pública para la atención a la dependencia en la Comunitat Valenciana es del 17 por ciento.

Según el Observatorio, la Comunitat --con un coste global estimado del sistema anual de 505 millones de euros-- se percibe como "una de las peores financiadas y una de las que ha recibido el mayor incremento financiero" al sistema por parte de la propia autonomía. Desde el recorte estatal de 2012, el Observatorio cifra el quebranto acumulado en 198 millones de euros. Al mismo tiempo, se produjo una rebaja de las cuantías recibidas por las personas con cuidados familiares de un 15%, lo que habría supuesto una reducción del gasto de la Comunitat en 79,3 millones de euros.

RECOMENDACIONES

De acuerdo con el Observatorio, "lamentablemente" el crecimiento anual de más de 9.924 nuevos dependientes se centra de forma mayoritaria en las prestaciones de cuidados en el entorno familiar. Al respecto, la entidad recomienda a la autonomía que en los próximos meses centre su crecimiento en servicios profesionales, tanto de atención en la proximidad como residenciales, ya que de las estadísticas "se extrae un nulo desarrollo del servicio de ayuda a domicilio, prestación profesionalizada del asistente personal y servicios residenciales", que en 2017 han sido prestados a través de la prestación vinculada garantizada.