La Comunitat Valenciana se suma al sistema que permite recoger medicación de otras autonomías solo con el SIP

Farmacia, farmacias, medicamento, medicamentos, medicina, medicinas
EUROPA PRESS
Publicado 22/02/2017 14:19:26CET

VALÈNCIA, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comunitat Valenciana se va a incorporar al sistema interoperable de receta electrónica del Sistema Nacional de Salud (RESNS), de manera que se convierte en la quinta autonomía --después de Canarias, Extremadura, Navarra y Castilla-La Mancha--- en sumarse a este proyecto coordinado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Así lo ha anunciado la consellera de Sanitat Universal i Salut Pública, Carmen Montón, quien ha explicado que "gracias a la interoperabilidad de receta electrónica, a partir de ahora la Comunitat Valenciana está capacitada para generar recetas electrónicas que se pueden dispensar en otra comunidad autónoma y también puede recibir y efectuar las dispensaciones de recetas electrónicas generadas en otra comunidad, siempre que esa comunidad esté ya adherida al proyecto de interoperabilidad".

De este modo, será posible que cualquiera de las 2.358 oficinas de farmacia valencianas dispense la medicación prescrita en otra comunidad autónoma sin necesidad de que el ciudadano o ciudadana presente una receta en papel o deba hacer otro trámite administrativo. Del mismo modo, cualquier valenciana o valenciano que viaje a una comunidad con receta interoperable, podrá recoger su medicación en las farmacias sólo con presentar su tarjeta SIP.

"Con ello mejoramos la calidad del servicio a la ciudadanía ya que, actualmente, cuando una persona de otra comunidad autónoma necesitaba recoger su medicación en una oficina de farmacia valenciana, debía presentar o bien una receta manual o bien acudir a uno de nuestros centros sanitarios para que le realizaran la prescripción. Esto no sólo consumía recursos sanitarios, sino que generaba inconvenientes para la ciudadanía. Y lo mismo pasaba con los valencianos y valencianas cuando se encontraban en otra comunidad autónoma", ha explicado Carmen Montón.

La consellera de Sanitat Universal i Salut Pública ha destacado que con la interoperabilidad, el paciente puede ir con su tarjeta SIP a la farmacia y sólo con este gesto podrá recoger su medicación, independientemente de la comunidad autónoma en la que le hayan realizado la prescripción.

PRÓXIMA GENERALIZACIÓN DEL SERVICIO

Por el momento, este servicio sólo está disponible en cinco comunidades --Canarias, Extremadura, Navarra, Castilla-La Mancha y Comunitat Valenciana--, pero se prevé que a lo largo de este año se incorporen al RESNS el resto de autonomías. Para ello es necesario hacer compatibles las diferentes aplicaciones técnicas que soportan el sistema de receta electrónica en cada una de las comunidades y garantizar de ese modo la prestación farmacéutica en el conjunto del Sistema Nacional de Salud, explica la Generalitat a través de un comunicado.

La implantación de este sistema, que permite intercambiar la información contenida en una receta electrónica entre las diferentes comunidades autónomas, hace posible que el farmacéutico o farmacéutica acceda con la lectura de la tarjeta SIP al listado de productos dispensables de cada paciente (los que se pueden recoger en el momento en que se acude a la oficina de farmacia).

Al mismo tiempo, el sistema de receta electrónica informa automáticamente a la comunidad autónoma de prescripción de los productos y envases que han sido retirados para que se descuenten en las siguientes dispensaciones.

La Comunitat Valenciana tiene implantada la receta electrónica en el 100% de sus centros de salud, consultorios, hospitales y oficinas de farmacia. Además, es la autonomía española con un mayor porcentaje de eRecetas (99%), seguida de Galicia (97,80%) y Cataluña (97,56%).

El proyecto de interoperabilidad de receta electrónica en el SNS empezó a desarrollarse en la Comunitat Valenciana en abril de 2016 y comenzó la fase de pruebas en octubre del año pasado. Ahora ya se ha acreditado el correcto funcionamiento del sistema de receta electrónica para interoperar con otras comunidades autónomas.

Esta medida se ha conseguido gracias a la colaboración con los colegios Oficiales de Farmacia de la Comunitat Valenciana, que han adaptado sus sistemas de información para hacer posible la interoperabilidad de la receta electrónica.

MENORES BENEFICIADOS POR AYUDAS FRENTE AL COPAGO

Asimismo, la consellera y los representantes de los tres colegios de Farmacéuticos de la Comunitat han firmado el convenio que establece las condiciones de dispensación, facturación y pago de las aportaciones por los copagos de los tratamientos farmacológicos a menores con rentas bajas que reciben ayudas del Consell.

Se trata de menores de edad titulares de tarjetas sanitarias y asociados a titulares que sean personas activas con rentas inferiores a 18.000 euros anuales, así como menores no registrados o sin autorización administrativa para residir en España, beneficiarios de asistencia sanitaria en situaciones especiales.

"Somos la autonomía que más lejos ha llegado en la recuperación de derechos y facilitar el acceso a los tratamientos", ha declarado Camen Montón. "Abrimos una senda por la que esperamos que transiten también otras comunidades autónomas".

La titular de Sanitat ha informado de que desde que se aprobó el Decreto de las ayudas por el Pleno del Consell, en la semana transcurrida del 14 al 20 de febrero se han beneficiado de esta medida un total de 28.747 menores con rentas bajas. De ellos, 10.882 son de la provincia de Alicante, 3.514 de Castellón y 14.351 de la provincia de Valencia.

Mediante este convenio se articula la colaboración entre la Generalitat y los colegios como entidades colaboradoras, por el cual los menores beneficiarios de estas ayudas que necesiten un medicamento por su situación o para su tratamiento, no tiene que adelantar ningún importe. El abono para pagar por el copago que le correspondería a la beneficiaria o al beneficiario lo gestiona directamente la Generalitat con las farmacias gracias a este convenio.

La Generalitat Valenciana va a destinar ocho millones de euros a subvencionar el copago de estos menores. Son potenciales beneficiarios de las ayudas un total de 404.647 menores residentes en la Comunitat Valenciana.

Son beneficiarias de las ayudas objeto de la regulación mediante este decreto las personas que cumplan los siguientes requisitos: residir en la Comunitat Valenciana; ser menor de 18 años; ostentar la condición de persona asegurada del Sistema Nacional de Salud (SNS) o beneficiaria de una tarjeta sanitaria cuyo titular tiene una renta inferior a los 18.000 euros o de beneficiario de la asistencia sanitaria en situaciones especiales y disponer de tarjeta sanitaria individual expedida por la Conselleria de Sanitat.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies