Condenado a un año de cárcel un ex concejal del PP de Castalla por hacerse pasar por un empleado municipal de El Pinós

Publicado 21/04/2018 16:07:20CET

Contactó con esta identidad falsa con la entonces edil de Fiestas de su ciudad para obtener información para una denuncia que le iba a poner

ALICANTE, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo penal número ocho de Alicante ha condenado a un ex concejal del PP en el Ayuntamiento de Castalla a un año de prisión por un delito de usurpación de funciones públicas tras hacerse pasar por un empleado del área de Fiestas del consistorio de El Pinós con el objetivo de "obtener información" para saber si la empresa de la concejala de Fiestas de Castalla de aquel momento -la socialista Magdalena Durá- había organizado un mercado medieval en la localidad siendo ella la edil responsable de este área, hechos por los que el grupo 'popular' la denunciaría posteriormente.

El acusado, Esteban Leal, había sido concejal de Fiestas del consistorio de Castalla en la legislatura 2007-2011, y lo volvió a ser entre 2013 y 2015, tras una moción de censura que sacó de la alcaldía al PSPV y Compromís, que habían formado gobierno en 2011. En el momento en que se cometieron los hechos, en mayo y junio de 2012, la concejala de Fiestas era la socialista Magdalena Durá, que se ha personado como acusación particular en este juicio y que por aquel entonces era gerente de una empresa de pirotecnia y espectáculos.

Así, en la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, se manifiesta que el por aquel entonces edil 'popular' en la oposición envió a la empresa un correo desde la cuenta 'departamentofiestaspinoso@hotmail.com', en el que se interesaba por un presunto presupuesto para contratar un mercado medieval en esta otra localidad.

En esta correspondencia, el edil se hacía pasar por un técnico del área del Ayuntamiento cuyo nombre es, según destaca la sentencia, el de su hijo menor de edad con los apellidos invertidos.

Asimismo, el fallo del tribunal señala que los correos salieron de una IP que se correspondía con la empresa del hermano del ex edil 'popular', en la cual él mismo trabajaba comercial; y aunque "no hay una prueba que acredite de manera directa que enviara desde un concreto ordenador los correos electrónicos", el juez considera que "ningún otro trabajador de la empresa tiene intereses políticos" por lo que "ninguna persona a excepción del acusado tenía interés alguno en perjudicar" a la concejala socialista.

Según ha indicado el magistrado, el ahora condenado presentó en agosto de 2012 junto al resto de sus compañeros de grupo municipal una denuncia contra Durá, en la que se hace referencia a que su empresa "fue adjudicataria en los últimos años del montaje y organización del mercado medieval de Castalla mediante un procedimiento negociado sin publicidad".

Por ello, ha considerado que "la intención última del acusado era la de obtener información para saber si la empresa de la concejala Magdalena Durá había organizado el mercado medieval en Castalla siendo ella la misma concejala en ese momento".

EL AYUNTAMIENTO DE EL PINÓS NEGÓ QUE EL EDIL TUVIERA RELACIÓN CON ELLOS

Así, Leal llegó a enviar un correo en el nombre del consistorio de El Pinós en el que pedía a Durá un presupuesto para la supuesta realización de esta feria medieval, e incluso afirmó que estaban "dispuestos a pagar entre 15.000 y 18.000 euros por ella", y que estaban recibiendo presupuestos de otras empresas.

Sin embargo, fue el propio consistorio de El Pinós quien desenmascaró al ex edil 'popular' ya que Durá llamó a una concejala de ese Ayuntamiento, quien negó que esta persona tuviera relación con esa administración local y posteriormente declaró que desde la corporación "nunca se ha tratado de contratar a la empresa Corda i Nuç para que organice una feria medieval en la localidad".

Con todo esto, el juzgado considera probado que el acusado actuó de manera dolosa, ya que se dio a conocer "como representante de un departamento de fiestas de un ayuntamiento siendo consciente que no es autoridad o funcionario público y por supuesto, no representa a ningún ayuntamiento, sino que lo hace sabiendo que realiza una conducta antijurídica y con voluntad de realizar su irregular actuación". Además, por su condición de edil, el magistrado considera que Leal sabía "perfectamente que lo que estaba haciendo no era legal".

Por todo esto, el ex edil 'popular', que no tenía antecedentes, ha sido condenado a una pena de un año de prisión -la mínima en este delito, que implica penas de entre uno y tres años- con inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y al pago de las costas del juicio.

Ante esta sentencia cabe recurso de apelación, que se deberá interponer en un plazo de diez días ante este juzgado.

PSPV: LA SENTENCIA DEMUESTRA LA "OBSESIÓN" DEL PP CON EL GOBIERNO LOCAL

Desde el PSOE de Castalla, consideran que esta sentencia, viene a demostrar la "obsesión" del PP de Castalla en aquella época por acabar con el gobierno local que presidía la socialista Maite Gimeno junto con Compromís.

"Fue una época de ataque constante, y este caso de usurpación fue el cénit de la sinrazón en la que entraron algunos concejales del PP, con el único afán de desprestigiar y acabar con el gobierno de progreso, cosa que consiguieron con una moción de censura", han afirmado desde la formación en un comunicado.