Condenado a tres años de prisión un vecino de Aspe (Alicante) por incendiar su casa tras perderla por impago

Audiencia Provincial de Alicante
EUROPA PRESS
Actualizado 22/10/2012 18:18:10 CET

ALICANTE, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Alicante ha condenado a una pena de tres años de prisión a un vecino de Aspe (Alicante), acusado de incendiar en estado de embriaguez la casa en la que habitaba y que en unos días debía abandonar tras ser subastada por falta de pago.

Los hechos se produjeron en la mañana del 31 de diciembre de 2007, cuando el procesado llegó en estado de embriaguez, al domicilio en el que habitaba, situada en la calle Bailén de Aspe, que había sido propiedad de sus padres, pero el acusado la había perdido por falta de pago. El actual propietario, que la había adquirido en subasta, le había permitido continuar en ella, pero le había informado que debía abandonarla en breve plazo.

Ante esta situación, según considera probado la sentencia de la sección primera de la Audiencia Provincial, el procesado prendió fuego con varios mecheros a los colchones de las camas de su vivienda, con "intención de destruirla y acabar con su vida al mismo tiempo y con total desprecio a la vida e integridad de las personas que moraban en las otras ocho viviendas del edificio --con los que al parecer tenía problemas de convivencia--.

Las llamas calcinaron gran parte del mobiliario y enseres de las dos habitaciones en que estaban las camas, y generaron una gran cantidad de humo, poniendo en peligro a las personas que vivían en el edificio y colindantes, si bien que no se produjeron daños personales--, ya que una vecina advirtió la presencia de humo y alertó al resto de vecinos y a los servicios de emergencia.

El procesado, pese a que los vecinos le requerían para que abriera la puerta y así poder atajar el incendió, se negó reiteradamente, diciendo que "allí no pasaba nada y que no había fuego ni humo", hasta que llegó la Policía Local, en que accedió a abrir y permitir la extinción por la dotación de bomberos.

A consecuencia del incendio provocado por el acusado se produjeron daños de diversas consideración en el mobiliario, así como en la vivienda afectada tasados todos en 12.000 euros, por los que el propietario no ha reclamado.

FACULTADES SENSIBLEMENTE DISMINUIDAS

El tribunal además estima que, en el momento de los hechos, el procesado tenía sus facultades intelectivas y cognitivas sensiblemente disminuidas por efecto de la ingesta de bebidas alcohólicas, sin estar anuladas, en un estado intermedio entre la abolición total y la plena integridad de facultades.

Por ello, le condena a una pena de tres años de prisión como autor de un delito de incendio, en el que concurre la eximente incompleta por embriaguez con su accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.

Además, le impone la prohibición de aproximarse a la víctima --el propietario de la vivienda--, sus padres y hermana, además de la de volver al lugar donde resida la víctima por un periodo de cinco años, así como el abono de las costas procesales causadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies