Condenan a un aficionado del Elche al pago de una multa de 4.000 euros por proferir insultos racistas a un jugador rival

Publicado 04/07/2017 15:25:02CET

ALICANTE, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Alicante ha condenado al pago de una multa 4.000 euros a un aficionado del Elche C.F. que durante un partido de fútbol imitó a un mono cuando un jugador de raza negra del equipo visitante se acercó a la banda. Así lo ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) en un comunicado. La condena confirma la sanción impuesta por el Ministerio del Interior.

De este modo, el juzgado desestima íntegramente el recurso interpuesto por el sancionado. Además, como consecuencia de su comportamiento, durante el encuentro celebrado el 26 de octubre de 2013 en el Estadio Martínez Valero entre el Elche y el Granada, también se le prohíbe el acceso a cualquier recinto deportivo durante un año por una infracción grave de la Ley contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte.

Según recoge la sentencia, "en el minuto 89' (el 43' de la 2ª parte), desde la zona Curva Sur del Estadio, varios aficionados, entre los cuales se encontraba el ahora recurrente, comenzaron a realizar el sonido onomatopéyico del mono", dirigiéndose hacia un jugador de raza negra del equipo visitante.

Ocurrió cuando el futbolista del Granada se acercó a la curva por un lance de juego. En ese momento, un grupo de aficionados de la peña Jove Elx profirió insultos y "gritó cánticos de 'mono, mono, uhhh, uhhh, uhhh' al tiempo que gesticulaban con sus brazos simulando el braceo de los monos". Por este motivo el árbitro suspendió momentáneamente el partido.

La sentencia recoge que realizar el sonido onomatopéyico de un mono a un jugador de raza negra "es un ejemplo perfecto de cántico o sonido racista".

Además de la multa y de la prohibición de acceder a un recinto deportivo en un año, el Juzgado de lo Contencioso Alicante condena al aficionado del Elche a pagar las costas del procedimiento judicial. La sentencia es firme.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies