Condenan a cárcel a dos hombres por robar y agredir sexualmente a una prostituta con la que contrataron un servicio

Fachada del TSJCV
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 15/03/2018 12:30:46CET

VALÈNCIA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha condenado a dos hombres a cinco años y medio y ocho años de cárcel por robar y agredir sexualmente a una prostituta con la que habían contratado un servicio en un pueblo de València.

Así consta en la sentencia, en la que el tribunal estima parcialmente el recurso de los condenados por dilaciones indebidas y les rebaja la pena que les había impuesto inicialmente la Audiencia de Valencia. Así, condena a un hombre a ocho años y al otro a cinco años y medio por un delito de agresión sexual y otro de robo. El segundo cometió la agresión como cómplice.

Los hechos se remontan a febrero de 2016, cuando los dos condenados se dirigieron en un vehículo a un polígono de una zona de gasolineras y pidieron a una prostituta, la víctima, mantener relaciones sexuales. La chica aceptó a cambio de 20 euros por los dos.

La víctima se subió en el vehículo, en la parte trasera, junto a uno de ellos, quien le entregó los 20 euros. En ese momento, los condenados le propusieron ir a su casa y ésta se negó puesto que solo aceptaba tener relaciones en el polígono.

Sin embargo, en contra de su voluntad, se la llevaron en el coche hacia Cullera (Valencia). Ella manifestó su oposición en varias ocasiones y les pidió bajar, pero uno de ellos le dijo que "o se callaba o le metía en el maletero".

Uno de los condenados aprovechó para agredirla sexualmente y posteriormente el otro paró el coche en un sitio oscuro del camino y le pidieron que les devolviera el dinero que le habían dado, a lo que ella se negó. Así, un condenado le dijo: "Tranquila, que nos lo vas a dar". La sacó a la fuerza del vehículo y se lo quitó. Comenzó a desnudarla y ella logró salir corriendo y huir.

La víctima ignoraba dónde se encontraba y corrió hasta llegar a una casa en las proximidades, donde pidió ayuda. Se apercibió entonces de que le habían quitado todo el dinero que llevaba, tanto los 20 euros recibidos como otros 50 más que portaba. Así mismo, supo que se encontraba cerca de Sueca, en el pueblo de Llaurí, en la provincia de Valencia.