Condenan a tres jóvenes a cárcel por violar a una chica varias veces a la que metieron algo en su bebida en València

Ciudad de la Justicia de Valencia
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 21/03/2018 15:45:15CET

VALÈNCIA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a tres jóvenes a entre cinco y ocho años de prisión por violar a una chica varias veces tras meter algo en su bebida que le hizo perder el sentido de la realidad.

Así consta en una sentencia, facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), en la que la Audiencia condena a los jóvenes como autores de un delito continuado de abusos sexuales. A uno de ellos le fija 5 años y a los otros dos, ocho años. Así mismo, les impone medida de libertad vigilada por tiempo de cinco años, con obligación de participar en programas de educación sexual; y prohibición de acercarse o comunicarse con la víctima, a la que indemnizarán con 10.000 euros por daños morales.

Los hechos se remontan a la noche del 2 al 3 de junio de 2012, cuando uno de los condenados se encontró en una discoteca de Ribarroja del Túria (Valencia) con la víctima. Ambos habían mantenido años antes una relación amistosa.

En un momento determinado, le fue introducido en la bebida que consumía la víctima una sustancia no concretada que le hizo perder el sentido de la realidad, lo que fue aprovechado por los condenados para invitarla y trasladarla al domicilio de uno de ellos, ubicado en València, al que accedieron sobre las 8 horas.

Tras la ingesta de unas cervezas por parte de los tres condenados y otra persona que estaba con ellos, advirtiendo el estado de aturdimiento y desorientación de la víctima, un condenado se la llevó a su habitación, la desnudó y la agredió sexualmente. Sucesivamente lo hicieron los otros dos condenados mientras el primero volvía a repetir.

Uno de los jóvenes abandonó la vivienda sobre las 10 horas en compañía del cuarto amigo que estaba allí y que no consta que participara en los hechos. Poco después, otro volvió a mantener relaciones sexuales con la chica aprovechando que deambulaba por la casa buscando sus pertenencias y su teléfono móvil.

Sobre las 17 horas, los dos condenados que seguían con la víctima la llevaron a Xirivella, donde residía. Dos procesados habían sido condenados previamente por un delito de robo con violencia o intimidación, robo con fuerza y hurto; mientras que otro fue condenado por un delito de violencia doméstica y de género con lesiones y maltrato familiar.