El Consell apoya a los castellonenses que residen en el exterior

Actualizado 11/03/2008 17:54:21 CET

CASTELLÓN, 11 Mar. (EUROPA PRESS)

El director general de Ciudadanía e Integración, Josep María Felip, junto con el vicealcalde del Ayuntamiento de Castellón, Javier Moliner, y el presidente de la Diputación, Carlos Fabra, recibieron hoy en ambas instituciones a los más de 100 emigrantes valencianos que han regresado a la Comunitat gracias a la iniciativa organizada por la Consellería de Inmigración y Ciudadanía.

"Ambos programas son un homenaje de la Generalitat a estas personas que han dado tanto por la cultura valenciana. Desde la distancia, conservan y difunden nuestras tradiciones y ahora que están aquí, queremos que disfruten de cada momento y que, como hoy, sientan el cariño de los castellonenses y de todos los valencianos", explicó Josep María Felip.

Varios de los participantes de estos programas tienen sus raíces en tierras castellonenses. Así es, por ejemplo, uno de los casos más entrañables de ambos programas. Son María del Carmen, Marta Alicia y Carlos José Zarzoso Goiri, tres hermanos que residen en Argentina y cuyo abuelo era originario de Arañuel. A pesar de haber estado siempre ligados a las costumbres valencianas y pertenecer al Centro Cultural Valenciano de Coronel Dorrero (Argentina), para dos de ellos es su primera visita a la Comunitat, según informaron en un comunicado fuentes del Consell.

Según el Censo Electoral de Residentes Ausentes, más de 56.000 valencianos residen en el extranjero. De ellos, 4.561 provienen de la provincia de Castellón. En la actualidad, hay 43 centros valencianos repartidos por toda la geografía mundial. De ellos, 23 se localizan en Europa (17 en España) y 20 en América.

La Consellería de Inmigración y Ciudadanía tiene como uno de sus grandes ejes la relación con los miles de valencianos que residen en el extranjero y especialmente con las entidades valencianas (CEVEX). Para ellos se han destinado este año una serie de ayudas. Entre ellas, se financiarán por primera vez los estudios a los descendientes de valencianos residentes en el exterior, dos líneas de ayudas de 45.000 y 30.000 euros para estudiar y realizar cursos de postgrado en alguna de las facultades de la Comunitat.

Asimismo, la Consellería ha convocado por primera vez ayudas para facilitar el retorno a los valencianos que residen en el extranjero. "Cada uno de los 43 centros valencianos simboliza la lucha por conservar nuestras tradiciones y costumbres, y por ello intentamos en la medida en la que podemos, devolverles todo lo que ellos han hecho por conservar nuestras raíces", manifestó Blasco.

El programa 'Volver' hace posible la visita a la Comunitat de los valencianos en el exterior que no posean recursos para hacerlo por sus propios medios y que, teniendo 55 años o más, lleven más de 25 años sin volver a tierras valencianas. De los 37 participantes que lo integran, 25 llegarán desde Argentina, 2 desde Brasil, Perú y Uruguay. Además, 6 personas que disfrutarán de esta iniciativa, proceden de Cuba, Bolivia y Paraguay. En estos 3 países no hay en la actualidad ningún centro valenciano en el exterior consolidado pero las relaciones se mantienen y fortalecen a través de las embajadas.

Por otra parte, el objetivo del Avión Fallero es colaborar en el desplazamiento de los Centros Valencianos de América del Sur para visitar la Comunitat y asistir a las fiestas falleras. El programa lo forman un total de 80 participantes procedentes de Argentina, Brasil, Uruguay y Chile.

Por su parte, el alcalde en funciones de Castellón, Javier Moliner, destacó el "carácter abierto y acogedor" de los castellonenses durante la recepción oficial a los emigrantes que tuvo lugar en el salón de plenos del Ayuntamiento, según informaron en un comunicado fuentes municipales.

Durante el acto, Moliner dio dado la bienvenida a estos emigrantes, algunos de ellos procedentes de la provincia de Castellón, y que residen, principalmente, en Europa e Iberoamérica.

Moliner resaltó también el "carácter emprendedor" de estas personas y recordó el crecimiento que ha experimentado la ciudad desde que estas personas dejaron su lugar de procedencia por diversos motivos y a la que ahora, gracias a esta iniciativa de la Conselleria, han podido volver.

"Castellón es una ciudad abierta y solidaria en la que cada vez se vive mejor", afirmó Javier Moliner, quien recibió también un regalo por parte de este grupo. El consistorio también donó un regalo a los asistentes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies