El Consell aprueba un protocolo para investigar denuncias que les hagan llegar ciudadanos

Publicado 06/11/2015 15:27:25CET

   VALENCIA, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El pleno del Consell ha aprobado en su reunión de este viernes un protocolo por el que se establecen los criterios para iniciar y tramitar los procesos de investigación a partir de las denuncias de ciudadanos y ciudadanas o del propio personal, órganos y diferentes departamentos de la Generalitat.

   El objeto del protocolo es "fijar las bases y unos criterios claros de actuación con los que la Inspección General de Servicios pueda investigar las denuncias por presuntas irregularidades o infracciones en los servicios y unidades dependientes de la administración de la Generalitat".

   La Inspección General de Servicios está adscrita a la Conselleria de Transparencia, Responsabilidad Social, Participación y Cooperación y tiene atribuidas las competencias de "control interno e inspección de los servicios administrativos", por lo que, según ha destacado la Generalitat en un comunicado, "su relevancia es enorme dentro del inequívoco compromiso de este Consell con la dignificación y ejemplaridad de la gestión pública y de lucha contra las corruptelas e irregularidades".

   El Consell contempla ampliar los recursos de personal de la Inspección General de Servicios en los Presupuestos de la Generalitat para 2016. El protocolo aprobado consta de doce apartados, en los que va describiendo "todas las posibles vías de entrada y el procedimiento de actuación en cada supuesto".

   Así, determina que podrán ser objeto de inspección "los diferentes entes, organismos y entidades que conforman el sector público de la Generalitat". Igualmente, establece que las denuncias sobre "anomalías o irregularidades" de carácter económico-financiero corresponderán a la Intervención General de la Generalitat, mientras que las relativas a sanidad, educación y servicios sociales serán competencia de los propios órganos de inspección y control de estas consellerias.

COMUNICACIÓN AL FISCAL

   Otro de los aspectos "más relevantes" del protocolo es que establece la "obligatoriedad" de que la Inspección comunique al ministerio fiscal aquellas investigaciones en que aprecie indicios de delito o de falta.

   Según el Consell, con "carácter general" no se admitirán denuncias anónimas aunque la Inspección "podrá poner en marcha investigaciones a partir de informaciones facilitadas por personas no identificadas". En cualquier caso, "se garantiza la protección de la identidad del denunciante". Las denuncias presentadas deberán tener por objeto "hechos o circunstancias de cierta gravedad que vayan más allá del sentido de queja".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies