El Consell cree que "no se ha escrito la última palabra" y que Zapatero está más preocupado por lograr apoyos

Actualizado 16/07/2009 14:28:10 CET

VALENCIA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente primero de la Generalitat valenciana, Vicente Rambla, afirmó hoy que "todavía queda mucho por trabajar en el nuevo modelo de financiación autonómica" y que "no se ha escrito la última palabra", ya que consideró "necesario dar respuesta adecuada a todos los ciudadanos españoles, vivan donde vivan".

Así, criticó que no ha habido "capacidad de diálogo y negociación" y lamentó que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "está más preocupado por obtener el respaldo necesario de aquellos partidos minoritarios que necesita para mantenerse en el poder que por ejercer, de verdad, una política de presidente del Gobierno con una distribución equitativa de los recursos para el conjunto de los españoles".

Rambla hizo estas declaraciones, tras la inauguración de la primera jornada informativa para la convocatoria de proyectos del programa europeo Cuenca Mediterránea, en referencia al nuevo modelo de financiación aprobado ayer en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

Al respecto, resaltó que la financiación per cápita y que el nivel de acceso a los servicios públicos debe ser el mismo para todos los ciudadanos "vivan donde vivan" y eso es algo --añadió-- que "un presidente del Gobierno lo tiene que garantizar con financiación, agua y políticas sociales".

Criticó que, sin embargo, Zapatero está "más preocupado por obtener el respaldo necesario de los partidos minoritarios" y que, "de hecho, hoy la vicepresidenta económica, Elena Salgado, ha reconocido que espera tener respuesta de Esquerra Republicana en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en agradecimiento de lo que ha sido el modelo de financiación para Cataluña".

En este sentido, Rambla manifestó que "no se debe construir un modelo de financiación estable para el conjunto de comunidades autónomas pensando exclusivamente en el interés de alguna autonomía, en este caso, de Cataluña fundamentalmente".

Además, rechazó el "castigo" que se impondría a las autonomías que votasen en contra del nuevo modelo de financiación ya que "si se producía una firma negativa no se obtendrían los rendimientos económicos" que supone el nuevo texto, y estas regiones continuarían basándose en el actual modelo.

MODELO "DE LAS LENTEJAS"

Por ello, calificó el nuevo modelo como el de "las lentejas, si las quieres las coges y si no las dejas, porque en realidad no había verdadera capacidad de diálogo ni de negociación, sino exclusivamente con algún partido minoritario".

El responsable autonómico aseguró que el nuevo modelo aprobado ayer en el CPFF "no responde a las expectativas de los cinco millones de ciudadanos que hoy viven en la Comunitat Valenciana y a los que todos los días se les presta servicios de educación, sanidad, dependencia y, en definitiva, una cobertura social de primer nivel".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies