El Consell destina 11 millones a plantas de valorización energética para promover la sostenibilidad de la agricultura

Actualizado 06/12/2009 18:21:55 CET

VALENCIA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación destina más de once millones de euros a las plantas de valorización energética de los residuos agroalimentarios para fomentar la sostenibilidad de la agricultura, según informó la Generalitat en un comunicado.

Las subvenciones están enmarcadas en dos programas promovidos por la Conselleria, uno financiado a través del Plan Confianza, que destina siete millones de euros a las pymes del sistema agroalimentario de la Comunitat, mientras la segunda línea de ayudas se encuentra dentro del Programa de Desarrollo Rural de la Comunitat Valenciana 2007-2013, con más de cuatro millones de euros para potenciar una agricultura "más competitiva, sostenible y adaptada a la normativa de la Unión Europea".

Se trata de la primera vez que la Conselleria convoca estas ayudas para financiar los proyectos liderados por las pymes del sector agroalimentario que posibiliten un mejor aprovechamiento de los productos y coproductos que generan las explotaciones agrícolas, ganaderas y el resto de la industria del sector.

Así, el conjunto de estos proyectos contribuirán a la producción de energía renovable a partir de la biomasa agrícola y forestal con la finalidad de reducir las emisiones de dióxido de carbono perjudicial para el medio ambiente, al tiempo que se sustituyen los combustibles fósiles.

Además, con este proyecto, la Conselleria pretende promover la implantación de estas iniciativas energéticas que implican el desarrollo de un conjunto de actividades económicas relacionadas con la producción agroalimentaria que generará nuevos puestos de trabajo y crecimiento económico.

En concreto, las subvenciones se destinarán a sistemas de almacenamiento, recogida y transporte de subproductos, también a los sistemas de transformación y valorización energética como el desarrollo del biogás y el tratamiento de los subproductos, así como a las instalaciones de acondicionamiento de los residuos finales realizados en la propia planta de valorización energética con los equipos necesarios para separar sólido-líquido, eliminar o recuperar nutrientes y producir fertilizantes.

En la actualidad, la Comunitat Valenciana cuenta con una planta de estas características ubicada en Requena, que aprovecha los residuos de las actividades ganaderas para crear energía.