El Consell exige al Gobierno central, "de una vez por todas, una política de inmigración ordenada y planificada"

Actualizado 11/05/2006 21:52:51 CET

VALENCIA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La consellera de Bienestar Social, Alicia de Miguel, exigió hoy al Gobierno central "una política de inmigración ordenada y planificada, de una vez por todas, ante la evidencia de que este asunto se les ha ido absolutamente de las manos", informaron hoy fuentes de la Generalitat.

En respuesta a las declaraciones de la secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, quien hoy denunció la falta de solidaridad de varias comunidades autónomas, entre las que alude a la Comunitat Valenciana, por no facilitar plazas en sus Centros de Acogida para los inmigrantes subsaharianos trasladados desde Canarias a la Península, De Miguel desmintió "rotundamente" tal extremo y reiteró que la Comunitat Valenciana es "una de las Comunidades donde más inmigrantes existen y mejor se les acoge e integra".

"Una vez más, Rumí, en un vano intento por desviar la atención de su nefasta política de inmigración, pretende buscar otros culpables. Se demuestra así la tendencia cada vez más frecuente del PSOE de buscar culpables para tapar sus vergüenzas", indicó De Miguel.

La consellera matizó que "el Consell está poniendo todos los medios humanos, técnicos y económicos para garantizar la integración de las personas inmigrantes que llegan a nuestra Comunitat, proporcionando todos los centros que existen y asistiéndoles, en materia sanitaria, facilitándoles la vivienda y la educación".

Así pues, De Miguel calificó de "absolutamente equivocadas y falsas, además de inexplicables" las declaraciones de Rumí que, "no son más que la consecuencia de la nefasta política del Gobierno Central en materia de inmigración. No saben cómo gestionar la avalancha de inmigrantes que se agolpan en las fronteras en respuesta al efecto llamada que se ha favorecido desde el Gobierno".

Asimismo, la Consellera explicó que "en lo que va de año y hasta el pasado 30 de abril la Comunitat Valenciana ha recibido más de 350 personas en situación irregular procedentes de Ceuta, Melilla o Canarias, una cifra absolutamente desmesurada frente al número total de inmigrantes llegados durante todo 2005, que fue de 172 personas"

Por otra parte, Alicia de Miguel mostró su "indignación" ante "la amenaza del Gobierno de no incluirnos en el Fondo de Acogida de Inmigrantes, pues con ello queda patente que el Gobierno discrimina a las personas inmigrantes según quien gobierne en la Comunidad de acogida, lo que es absolutamente impresentable".

"Se hace patente que el Gobierno central no sabe cómo organizarse y quiere culpar a las Comunidades Autónomas de su propio desastre, lo que resulta vergonzoso. Lo que ha de hacer el Gobierno central es asumir su responsabilidad", señaló De Miguel.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies