El Consell financia un proyecto para mejorar la calidad de la atención de dependientes en centros residenciales

Actualizado 02/04/2010 16:47:20 CET

VALENCIA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Consell ha financiado con más de 142.00 euros, a través de las ayudas para la financiación de acciones estratégicas de diversificación industrial, un proyecto para mejorar la calidad de la atención a las personas en situación de dependencia en los centros residenciales.

Se trata de un estudio pionero en España elaborado por la Asociación de residencias de la tercera edad de la Comunitat de la Comunitat Valenciana (Aerte), el Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) y la Universitat de València (UV), según informó la Generalitat en un comunicado.

En el estudio han participado 10 residencias vinculadas a la red socioasistencial de Aerte y cuenta con un "innovador" enfoque para evaluar la calidad en la atención, ya que se ha elaborado un modelo tipo basado en las demandas de los usuarios potenciales de estos recursos residenciales.

El planteamiento inicial del estudio se centra en evaluar la viabilidad de diversificación del modelo de negocio sociosanitario, al tiempo que se proponen "pautas de utilización eficiente de sus recursos", la "mejora" del ajuste de sus servicios a las expectativas de los usuarios para incrementar su aceptación o el aumento del volumen de negocio mediante servicios orientados al usuario, entre otras cuestiones.

Además del apoyo de la Conselleria, la colaboración entre Aerte, el IBV y la Universitat de València, se ha visto respaldada por expertos de la Conselleria de Sanidad y la de Bienestar Social para desarrollar un sistema para el análisis de la calidad de vida en las residencias y una herramienta de gestión de recursos sociosanitarios.

Este estudio analiza una nueva propuesta de modelo sociosanitario que permita el uso adecuado de todos estos productos y servicios relacionados con la dependencia "para reducir sustancialmente los costes derivados de la atención a esas personas, aumentando los estándares de calidad de vida y de calidad de atención", según la misma fuente.

Según la Generalitat, "se estima que la puesta en marcha de este sistema dinamizaría la creación de empleo en el sector sociosanitario, potenciaría la mejora de la calidad de atención con la consecuente mejora en la satisfacción de las 452.000 personas en situación de dependencia que viven en la Comunitat Valenciana y, paralelamente, permitiría una disminución de los costes asociados a la atención sociosanitaria de las administraciones públicas".

Del mismo modo, el estudio elaborado por Aerte, el IBV y la UV, establece que se podría ampliar en unos 25.000 nuevos usuarios el total de personas que reciben atención profesional en recursos residenciales, lo que supondría nuevas oportunidades para el sector en la Comunitat Valenciana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies