El Consell pide el 70% del IVA e impuestos especiales y la condonación de la deuda en la nueva financiación

Vicent Soler y Cristóbal Montoro
GVA
Publicado 24/11/2017 16:51:20CET

VALÈNCIA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Generalitat Valenciana, a través de la Conselleria de Hacienda, ha remitido al Ministerio su Informe para el Comité Técnico Permanente de Evaluación de la financiación autonómica, en el que, entre otras cuestiones, reclama una participación del 70% en el IVA y los impuestos especiales, la cesión de gravámenes medioambientales y sobre primas de seguro y la condonación de la deuda derivada de la insuficiencia de recurso, que en el caso de la Comunitat asciende a más de 20.000 millones.

El modelo planteado por el Consell, explica la administración autonómica a través de un comunicado, se basa en tres principios: suficiencia de las comunidades para atender los servicios públicos fundamentales, reequilibrio vertical en el reparto de recursos entre la Administración central y las comunidades, y sostenibilidad financiera.

El documento, que se ha elaborado de forma consensuada con los expertos designados por las Corts Valencianes, constata que el informe de los expertos confirma las deficiencias que la Comunitat Valenciana viene señalando respecto al modelo de financiación de 2002, modificado en 2009, y realiza propuestas en línea con las que el Parlamento Valenciano y la sociedad civil valenciano respaldaron en octubre de 2015.

Así, subraya que el funcionamiento del modelo y la política de estabilidad presupuestaria durante la crisis hasta la actualidad ha supuesto que las comunidades "no hayan podido proteger su gasto en sanidad, educación y protección social, que se ha reducido en términos reales por habitante ajustado un 14,2%, mientras el Estado sí ha incrementado el gasto en sus competencias de Seguridad Social y políticas pasivas de empleo.

Para garantizar la suficiencia en la prestación de los servicios básicos, es necesario cumplir con el equilibrio vertical, que requiere asignar a cada nivel de administración --central, autonómica y local-- una base tributaria capaz de aportar los recursos necesarios para atender adecuadamente sus funciones. El reequilibrio vertical tributario del Estado autonómico hace necesario que la cesión y la participación en determinados tributos.

Por ello, la Comunitat Valenciana propone en el nuevo sistema de financiación reordenar la participación de las comunidades de régimen común en las diferentes figuras tributarias, manteniendo la participación del 50% en el IRPF, alcanzando el 70% de participación en el IVA y los Impuestos Especiales (actualmente, el 50% y el 58%, respectivamente), y ampliando las figuras de tributos cedidos. En concreto, se plantea la cesión de impuestos medioambientales y del impuesto sobre primas de seguros.

TRES TRAMOS

Además, esta autonomía aboga por una estructura en tres tramos, un Fondo Básico de Financiación para los servicios públicos fundamentales, un tramo para el resto de competencias y un Fondo Complementario para las transferencias no homogéneas.

De este modo, el Fondo Básico de Financiación sería el garante de la suficiencia en la cobertura de los servicios públicos fundamentales de competencia autonómica y se nutriría con la totalidad de la recaudación normativa del tramo autonómico del IRPF (50%) y la totalidad de la recaudación real (no territorializada) que corresponda a las CC AA de régimen común de los tramos autonómicos del IVA (70%) y de los IIEE (70%). Las comunidades forales aportarían a este Fondo para asegurar una prestación equitativa en servicios básicos.

Para financiar el resto de funciones de gasto en condiciones de igualdad para todas las comunidades en el año base, se cederían a las comunidades los actuales tributos cedidos, más el Impuesto sobre primas de seguro y los Impuestos medioambientales estatales. Los tributos cedidos sobre los que las CC AA no tienen capacidad normativa constituirían un Fondo de Nivelación Vertical, que se distribuiría anualmente en proporción a la población de cada Comunidad Autónoma.

En tercer lugar, con el fin de financiar el gasto de las CC AA de régimen común en las competencias transferidas no homogéneas, se dotará el Fondo Complementario de Financiación (FCF) mediante la correspondiente aportación estatal, en sustitución de la que se realizaba actualmente a través del Fondo de Suficiencia.

Además, la Comunitat Valenciana defiende promover fondos de reserva en las autonomías para "asegurar que los vaivenes de la economía no afecten a sus competencias del Estado de Bienestar".

La propuesta valenciana plantea asimismo la necesidad de garantizar la viabilidad financiera de las autonomías, dando solución al problema del endeudamiento consecuencia de los déficits acumulados en los recursos aportados por el modelo. En concreto, apuesta por la condonación de deuda para todas las comunidades derivada de la insuficiencia global de recursos para financiar los servicios públicos fundamentales, así como la condonación de deuda en aquellas comunidades que, como la valenciana, han sufrido insuficiencias relativas respecto al resto. En el caso de la Comunitat, la condonación por estos dos tramos por importe de 20.245 millones de euros.

SOLER: "LA INFRAFINANCIACIÓN SON BARRACONES Y LISTAS DE ESPERA"

Sobre este asunto, el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha manifestado que "todas las comunidades autónomas están infrafinanciadas", por lo que "es necesario abordar el problema principal".

"El dinero es del contribuyente que paga sus impuestos y luego quiere unos servicios a la altura de las circunstancias. Por eso reclamamos que el sistema dote al conjunto de las comunidades autónomas de mayores recursos de acuerdo con las competencias transferidas", ha remachado.