El Consell pide al Gobierno que actúe ante iniciativas de otras comunidades que tienen impacto en política hídrica

Actualizado 30/06/2006 17:49:00 CET

VALENCIA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Consell, Vicente Rambla, defendió hoy que el conflicto entre la Comunitat Valenciana y Aragón por el "blindaje" del Ebro que realiza el Estatuto de esa autonomía no es un problema que deban resolver bilateralmente ambas comunidades, porque corresponde al Gobierno estatal "tomar el pulso" ante las iniciativas autonómicas que tienen impacto en otros territorios.

Rambla realizó estas declaraciones en la comparecencia ante los medios de comunicación para informar de los acuerdos del pleno del Consell, después de ser preguntado sobre si la Generalitat piensa promover algún contacto con los gobiernos de Aragón o de Castilla-La Mancha, comunidad esta última en la que se aprobó ayer por unanimidad en el pleno de las Cortes instar al Ejecutivo autonómico a interponer un recurso de inconstitucionalidad contra el artículo del Estatuto valenciano que regula el derecho al agua.

Sobre el apoyo del PP de Aragón y Castilla-La Mancha a sendas inciativas contrarias a las posiciones que defiende el PP valenciano en la Comunitat, indicó que el Consell y el PPCV son "coherentes" con los "postulados" que llevaron al anterior Ejecutivo del PP a aprobar el trasvase del Ebro y que defiende el presidente del partido, Mariano Rajoy, e invitó a preguntar en las otras comunidades por las "posibles variaciones que pudieran tomar algunos miembros de nuestro partido".

El conseller, que denunció que el Ejecutivo central "está contribuyendo decisivamente a romper la cohesión territorial", señaló que, ante las posiciones "muy firmes" del Gobierno aragonés, se "echa de menos" que el Gobierno de España "en un ejercicio de resposnabilidad y de redistribución de los sobrantes", no sea "capaz de continuar con una política que se inició en la etapa anterior" y que permitió aprobar el trasvase del Ebro.

Por otro lado, sobre el recurso de inconstitucionalidad que se plantea Castilla-La Mancha contra el artículo 17 del Estatuto de Autonomía valenciano, que recoge el derecho al agua de cuencas excedentarias "atendiendo a criterios de sostenibilidad de acuerdo con la Constitución y la legislación estatal", aseguró que recurrir este precepto, implica entrar en "un callejón sin salida donde lo que habría que impugnar es poco menos que la Constitución".

Rambla se mostró convencido de que el Estatuto valenciano es "respetuoso" con el marco constitucional y alegó que lo único que realiza es un "ejercicio de solidaridad y de aspiración a un derecho básico de cualquier comunidad autónoma". Lo que no puede hacer "unilateramente" una autonomía es "bloquear el uso de las aguas de un río que discurre por más de una comunidad", porque eso sí que es, agregó, "contrario a la legislación estatal y a la Constitución".

El conseller lamentó, además, que el secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, no sea "capaz de ponerse muy firme en la defensa de los intereses de los valencianos en los órganos de gobierno de su partido o incluso ante el Gobierno central" y "mienta" sobre supuestos acuerdos con el Gobierno de Aragón para la retirada del Estatuto de esa comunidad de un "blindaje" del Ebro que calificó de "inconstitucional".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies