Conselleria trabaja por mantener "confinada" la Xylella y dice que no debe generar "sensación apocalíptica"

Publicado 11/04/2018 16:54:04CET

Cebrián pide a la UE reforzar los controles fitosanitarios en las fronteras para evitar que se introduzcan nuevas plagas

VALENCIA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consellera Agricultura, Medio ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, ha manifestado este miércoles que la Xylella fastidiosa es una bacteria "muy preocupante que causa enfermedades muy graves y que por el momento no tiene cura", por lo que su objetivo es mantenerla "confinada" donde ha aparecido, en la zona de almendros de algunas las comarcas de Alicante, la mayoría "viejos", ha apuntado.

No obstante ha señalado que "no debe generar alarma ni una sensación apocalíptica" sino "dar lugar a una mayor comprensión" en el sector agrario. De hecho, "se convive con muchas plagas" y "habrá que ser conscientes de que en algún momento habrá que convivir con ella", ha apuntado, ya que por el momento "se están probando tratamientos para retrasar la infección".

Cebrián ha realizado estas declaraciones durante un desayuno informativo en el que ha asegurado que su departamento está haciendo un gran esfuerzo económico y de personal en su "lucha contra muchas plagas todos los días".

Asimismo ha subrayado que la garantía fitosanitaria es fundamental para las exportaciones agrícolas valencianas por lo que ha pedido que también se "refuercen" los controles de la Unión Europea ante la llegada de productos de otros países. Según la consellera, "hay puertos en los que no se aplican con el mismo rigor que en España" la vigilancia y el control fitosanitario y eso "pone en riesgo al sector", ha advertido.

Contador