El Consorcio de Bomberos asume la dirección operativa de las brigadas forestales de la Diputación de Valencia

Consorcio asume la dirección operativa de brigadas forestales de Diputación
DIPUTACIÓN DE VALENCIA
Publicado 28/06/2017 17:36:42CET

VALÈNCIA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Consorcio de Bomberos de Valencia ha asumido la gestión de la Dirección Operativa de los trabajos de prevención de incendios de las brigadas forestales de la Diputación, tras la encomienda encargada por la corporación provincial, que no comporta ningún coste económico adicional.

Según ha destacado el presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, "se trata de darle una mayor profesionalización al servicio y coordinar de la forma más efectiva posible los recursos de los que dispone la institución en materia de prevención y extinción de incendios".

Los brigadistas de la Diputación seguirán desarrollando los trabajos de selvicultura preventiva, la vigilancia de incendios, la intervención complementaria en la extinción de incendios cuando lo solicite Emergencias, la colaboración para rematar el perímetro después del fuego, la toma de decisiones en caso de ser los primeros en enfrentarse a un incendio y la implicación en tareas de Protección Civil cuando sea necesario, según ha informado la corporación en un comunicado.

El diputado de Medio Ambiente y presidente del Consorcio Provincial de Bomberos, Josep Bort, ha explicado que esta medida de coordinación entre áreas de la propia Diputación pretende "garantizar un servicio de calidad que dé una respuesta eficaz a situaciones de emergencia", al tiempo que ha destacado "la colaboración entre distintos departamentos de la institución y de la Diputación con otros entes, como el servicio de Emergencias de la Generalitat, con el que mantenemos un contacto permanente".

Rodríguez y Josep Bort han estado acompañados por el director general de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, José María Ángel, el jefe del Consorcio de Bomberos, José Miguel Basset, la gerente de Divalterra, Agustina Brines, y el director de Gestión Forestal y Medio Rural de la Diputación, Manuel Carot, durante la presentación de la campaña estival de prevención de incendios en la urbanización Cumbres de Valencia de Moixent.

Sobre el terreno, Rodríguez y los responsables del Consorcio de Bomberos y de Emergencias han podido comprobar el trabajo de prevención de las brigadas forestales de la Diputación que, entre sus cometidos, tienen el de limpiar el perímetro de urbanizaciones y núcleos urbanos para evitar que el fuego alcance las viviendas y zonas habitadas en caso de incendio.

MÁS DE 40 MILLONES DE PRESUPUESTO

"En total, el presupuesto del presente año contempla una inversión para los bomberos y las brigadas forestales que supera los 40 millones de euros, lo que demuestra la apuesta firme de esta institución por la seguridad de las personas y la protección de los montes, con la dedicación de 1.660 efectivos y 38 medios aéreos y terrestres", ha añadido el presidente, que ha insistido en que los incendios "se apagan en invierno".

En la campaña de prevención estival, las 112 brigadas forestales de la Diputación de Valencia, con cinco miembros cada una, "amplían el horario de vigilancia con el objetivo de minimizar el impacto de los conatos de incendio que pudieran producirse", según ha explicado la gerente de Divalterra, Agustina Brines, que ha señalado que la principal actividad es "localizar fuegos incipientes lo antes posible para que se pueda actuar con rapidez".

El jefe de Bomberos José Miguel Basset ha detallado que, a través de la dirección operativa del Consorcio, se evaluará y se priorizarán los trabajos preventivos que realizan las brigadas forestales". "De esta manera, al unir los conceptos de prevención y extinción, se incrementa la eficacia en la lucha contra los incendios forestales", ha añadido Basset.

Cada brigada está compuesta por cinco personas: un capataz, un conductor y tres especialistas. Tres de ellas, las de Moixent, Enguera y Estubeny, han estado presentes en el acto, en el que se han explicado detalles del trabajo de los brigadistas, que por las mañanas está centrado en las tareas de selvicultura y por las tardes en la vigilancia de los montes.

Hasta el 30 de septiembre y en los días de alerta 3 por riesgo extremo de incendios, las brigadas se dedicarán exclusivamente a labores de vigilancia, tanto en los puntos asignados como en ruta.
Una comisión de seguimiento integrada por dos miembros del Consorcio de Bomberos, dos de Divalterra y otros dos de la Diputación se encarga de garantizar el objetivo de la encomienda y trabaja ya "para mejorar la coordinación entre distintas áreas de la Corporación y avanzar en la profesionalización de los servicios".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies